Francisco Brines (Fuente externa)

El poeta Francisco Brines, Premio Cervantes de Literatura 2020 -recibido hace pocos días- ha muerto el jueves 20 de mayo a los 89 años, según fuentes cercanas al poeta. Hace apenas una semanas, Brines tuvo que ser ingresado en un hospital de Gandía (Valencia) para someterse a una operación de hernia, sólo un día después de recibir el premio Cervantes en su casa de Oliva de manos de los Reyes. Don Felipe y Doña Letizia acudieron a entregarle el galardón a su domicilio, ya que, debido a su delicado estado de salud, no pudo celebrarse la tradicional ceremonia de entrega en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares el pasado 23 de abril.

La Casa Real de sus majestades ha escrito un tuit «Llevaremos siempre en nuestro corazón a don Francisco Brines con la emoción de los inolvidables momentos compartidos hace unos días. Nos abrió su casa, su pensamiento y su poesía con su grandísima humanidad. Gracias don Francisco».

Brines había nacido en Oliva (Valencia) el 22 de enero de 1932. Hijo de agricultores, se licenció en Derecho, Filosofía y Letras Románicas e Historia. El maestro valenciano compaginó siempre su producción poética con su actividad como profesor universitario. Fue lector de Literatura española en la Universidad de Cambridge, y profesor de español en la de Oxford.

Su primer libro, ‘Las brasas’, apareció en 1959 y con él ganó el premio Adonais de poesía. Tras él, publicó ‘Palabras en la oscuridad’ (1966), con el que logró el premio Nacional de la Crítica. En 1987, fue reconocido con el premio Nacional de Literatura por ‘El Otoño de las Rosas’ (1986), uno de sus libros más conocidos y populares, integrado por sesenta poemas escritos a lo largo de diez años.

En 1998, Brines recibió el premio Fastenrath, que otorga la Real Academia Española (RAE), por ‘La última costa’ (1995), una obra melancólica en la que el poeta recuerda su infancia, desde una orilla apartada, ante la inminencia de un último viaje. Un año después ganó el Nacional de las Letras Españolas por el conjunto de su obra poética. En abril de 2000 entró en la RAE, donde ocupaba el sillón ‘x’ en sustitución de Antonio Buero Vallejo, y en el año 2010 recibió el premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

«Su obra poética, que va de lo carnal y lo puramente humano a lo metafísico, lo espiritual, hacia una aspiración de belleza e inmortalidad. Es el poeta intimista de la ‘generación del 50’ que más ha ahondado en la experiencia del ser humano individual frente a la memoria, el paso del tiempo y la exaltación vital. Francisco Brines es uno de los maestros de la poesía española actual y su magisterio es reconocido por todas las generaciones que le suceden», dijo el laudo del jurado del Cervantes en noviembre del 2020

Con su deceso se pierde el último integrante que quedaba vivo de la denominada ‘generación de los cincuenta’, también llamada ‘generación de los niños de la guerra’, de la que también formaban parte poetas como Jaime Gil de Biedma, José Ángel Valente, Carlos Barral, Claudio Rodríguez, José Agustín Goytisolo, y novelistas como Rafael Sánchez Ferlosio, Ana María Matute, Carmen Martín Gaite, Luis Martín Santos, García Hortelano y Luis Goytisolo.

Aqui un poema suyo premonitorio.

A punto de un viaje en coche

Las ventanas reflejan
el fuego de poniente
y flota una luz gris
que ha venido del mar.
En mí quiere quedarse
el día, que se muere,
como si yo, al mirarle,
lo pudiera salvar.
Y quién hay que me mire
y que pueda salvarme.
La luz se ha vuelto negra
y se ha borrado el mar.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here