Camilo Sesto quien era prácticamente un fantasma en su propia patria y era uno de los cantantes más recordados de siempre en Latinoamérica, ha muerto en España en la madrugada de este domingo 8 de septiembre a los 72 años de edad.

El padrino musical de la dominicana Angela Carrasco, a quien llevó de la mano al estrellato, falleció mientras se encontraba interno en la clínica Quirón de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón en la tarde de este sábado, por los problemas renales que padecía, según el diario El País.

La mala noticia la ha dado su manager Eduardo Guervos a través del Twitter del artista: «Lamentamos mucho comunicaros que nuestro gran y querido artista Camilo Sesto nos acaba de dejar. Descanse en paz».

Camilo Sesto había sido ingresado el sábado con fiebres y vómitos. «A la 1:40 (de la madrugada del domingo) le dio un fallo cardiorrespiratorio, creíamos que lo habíamos perdido pero lo recuperaron y a las 4:30 le dio otra parada, y ya no pudo soportarlo», ha dicho su manager a medios españoles.

Camilo Blanes, que ese era su nombre real, había nacido en Alcoy, Alicante, en 1946, y su último disco –Camilo sinfónico, incluyendo algunos duos- salió al mercado en noviembre de 2018, en él recogía algunos de los éxitos cosechados en sus más de 40 años de carrera musical.

Canciones como Vivir así es morir de amor, Algo de mí, Quieres ser mi amante, El amor de mi vida, Perdóname, Melina, Fresa salvaje, Amor no me ignores, Mi mundo tú, Vivir sin ti, Si me dejas ahora, Amor de mujer, Miénteme, Solo tú, Callados, y muchas otras, forman parte del ideario musical de más de una generación en Latinoamérica, donde sus canciones siguen escuchándose.

En 1971 grabó su primer álbum de estudio, Algo de mi, y dos años después representó a España en el festival internacional de la OTI, con Algo más, con el que consiguió una gran éxito de ventas en toda Latinoamérica.

En 1975 Camilo Sesto cobró mayor popularidad al interpretar, junto a la cantante dominicana Ángela Carrasco, al protagonista en el musical Jesucristo Superstar. Desde entonces vendió mas de 175 millones de discos en el mundo.

Camilo Sesto fue sometido a un transplante de hígado a principios del año 2000. Una operación delicada que duró varias horas y que, desafortunadamente, no salió del todo bien. Su cuerpo terminó rechazando el órgano donado y el artista tuvo que pasar por quirófano al año siguiente. Tras superar las dolencias hepáticas (se desconoce si fue sometido a otro trasplante), Camilo experimentó un mayor deterioro físico como consecuencia de un accidente doméstico en el 2011, cuando le cayó encima un estante lleno de libros en su propia casa por lo que también tuvo que ser operado del tobillo ocasionándole problemas de movilidad en el escenario. Luego le aparecieron los problemas renales a través de cálculos .

En 2008 arrancó su gira «Camilo Pura Vida» que es fue inicio de su Tour de Despedida, recorriendo varios países latinoamericanos y Estados Unidos.

En mayo de 2010, firmó un contrato con la disquera «Universal Music Spain» para hacer un álbum en vivo que fue grabado en dos conciertos que ofreció en Madrid.

El 12 de enero de 2013 había sido atracado en su chalet de Madrid donde los ladrones entraron y le amordazaron, sustrayéndole diferentes objetos de valor y una cantidad de dinero.

Desde el 2014 y con su retiro anunciado, Camilo siguió presentándose esporádicamente en Argentina, Chile, Perú, Colombia, Puerto Rico, México y Estados Unidos.

A finales del 2016, coincidiendo con su cumpleaños número 70, se publicó un nuevo recopilatorio llamado Camilo70, un Cd con 60 canciones, de ellas muchos éxitos y temas inéditos.

Con el adiós de este artista se pierde una de las figuras emblemáticas de la música en castellano de las décadas 70, 80 y 90 del pasado siglo, quien hace poco había opinado de manera enfática que «la música que se hace ahora es una mierda».

Le sobrevive un hijo de 34 años, con quien según parece, no tenía buenas relaciones al final de su vida.

Esperamos tu comentario