La prima ballerina assoluta y creadora del Ballet Nacional de Cuba, Alicia Alonso, ha muerto hoy a las 11:00 de la mañana, a la edad de 98 años, según fuentes de entero crédito.

Nota Clave fue el primer medio en dar la noticia.

Alicia Alonso había nacido el 21 de diciembre de 1920.

Alicia empezó sus estudios de ballet en la Sociedad Pro-Arte Musical, fundada con aportaciones privadas por María Teresa García Montes en La Habana, con Nikolai Yarkovsky y bailó en Cuba con el nombre de Alicia Martínez. Su nombre real era Alicia Ernestina de la Caridad del Cobre Martínez del Hoyo.

A los 15 años de edad se casó con Fernando Alonso en Estados Unidos y pasó a llamarse Alicia Alonso, nombre con el cual se convirtió en una súper estrella mundial de la danza.

Alicia inició su carrera bailando en los musicales de Great Lady, en 1938, y Stars in your eyes, en 1939. Fue solista en el American Ballet entre 1939 y 1940.

Desde los diecinueve años, padeció de un defecto en un ojo, por lo que era parcialmente ciega. A lo largo de su larga vida artística, tuvo como partenaires a grandes figuras masculinas de la danza que, además de ser bailarines excepcionales, también fueron atentos compañeros de escena que sabían cómo sortear las dificultades visuales de su pareja. Todos ellos se volvieron expertos en ayudar a Alonso a ocultar su ceguera.6​

Para compensar esa carencia de visión periférica y que el hecho de que apenas veía por uno de sus ojos, entrenaba a sus acompañantes para que estuvieran exactamente donde ella los necesitaba. También hizo que los diseñadores instalaran en el escenario fuertes luces de diferentes colores a modo de guía. Igor Youstkevich, Azari Plisetski, Jorge Esquivel y Orlando Salgado fueron sus principales partenaires.

Cuando en 1948 fundó el Ballet Nacional de Cuba, Alonso ya había compartido escena con figuras de la danza clásica como Mijail Fokine, George Balanchine, Leonide Massine, Bronislava Nijinska y Antony Tudor.

Estuvo bailando hasta noviembre de 1995, a los 74 años, pero siguió dirigiendo el Ballet Nacional de Cuba.

Esperamos tu comentario