Jóvenes en las calles de Guatemala (Foto servida)

La pandemia y el confinamiento de 2020 han tenido un fuerte impacto en nuestras vidas de muchas maneras y lo estético no es la excepción. Esto podemos apreciarlo con solo dar un vistazo con quienes salen a las calles, en todos los países del mundo.

El estilo que predomina es básico, cómodo, poco elaborado.

Desde el momento en que entramos en cuarentena, nuestro vestuario se relajó y optamos por la ropa práctica en lugar de trajes y tacones, una tendencia que, al parecer se quedará por un tiempo, incluso 2021.

La mascarilla ha pasado a formar parte del atuendo a nivel mundial (Foto servida)

España fue de los primeros países en abrirse a la nueva normalidad. El fenómeno fue evidente al momento en que las empresas comenzaron a recibir a sus colaboradores: tuvieron que adaptar su código de vestimenta por algo más funcional.

Pero, ¿cómo nos vestimos ahora?

Las actividades masivas, nocturnas o de entretenimiento han cambiado. No hay mucho que hacer, y lo poco (recomendable, ante todo), es sumamente básico: las compras esenciales e ir trabajar. Los horarios se han modificado, y la mayoría de las personas regresan temprano a casa, otras más, prefieren quedarse en su hogar.
Así que los tenis sustituyeron a los tacones, y los pants, a los trajes de oficina. Todo se ha redirigido a una vida diurna, menos social. Eso ha permitido flexibilizar los atuendos, a excepción de los bancos, por ejemplo, que continúan con su protocolo de camisas o pantalones de vestir, corbatas y chalecos.

Una mujer de mediana edad con atuendo informal (Foto servida)

La moda apuesta más por la sostenibilidad y la re utilización de prendas de nuestro clóset que por el consumo. Esto de alguna manera impactará en la forma en que compramos la ropa.

Eso sí, vestirse de manera casual no implica verse menos arreglada o profesional.

Por ejemplo, para ir a la oficina se pueden utilizar jeans (que no estén rotos), una camisa blanca junto con blazer básico en azul o negro, con zapatos (incluso tenis), en perfecto estado y se verá bien. Lo que sí no es aceptable es el descuido total como malos hábitos de higiene.

Vestida de manera casual con bermuda, tenis y blusa de mangas largas, además de mascarilla (Foto servida)

La imagen personal, sin importar las circunstancias como las que vivimos en la actualidad como estar más en casa o el teletrabajo, etcétera, siempre debe cuidarse. Un jefe jamás se verá bien, por ejemplo, si en una vídeo llamada aparece en shorts, camiseta de dormir y sin rasurar, aunque solo se vea la parte superior.

Si bien es cierto que la vestimenta ahora es más relajada, no debe confundirse con “adelantar el fin de semana” o el desaliño. Podemos expresarnos mediante la ropa, pero con el sentido común de esforzarnos cada día para sentirnos bien con nosotros mismos.

Si algo bueno nos deja esta pandemia es que las fronteras se acortaron, ahora parece que todos pertenecemos a una misma nación, sin distinciones, unidos por el común denominador de las mascarillas.

La mascarilla nos une (Foto servida)

Algunos consejos

Apostemos por atuendos más relajados, como los que ya usamos, pero adaptándolos a nuestra empresa o actividades diarias.

Layering: Es decir, llevar una prenda encima que nos podamos quitar y cambiarla cuando lleguemos a casa. Esto por higiene y para evitar la contaminación del ambiente en nuestros hogares.

Para las mujeres, camisa con cuello o un suéter con pantalones de vestir y zapatos o botas de vestir. También son aceptables los vestidos y las faldas a la rodilla, que podrán combinarse con tenis o zapatos bajos, elegantes.

La opción para los hombres incluye un polo, camisa con cuello o un suéter. En cuanto a pantalones, recomiendo los de corte slim fit, caqui, azul, gris o negro, junto con zapatos de vestir en tonos neutros. No necesitará usar corbata, salvo excepciones de jerarquía o el tipo de empresa (no aplica para bancos o abogados, por ejemplo).

Jóvenes con vestuario ligero y casual (Foto servida)

Bolsos medianos: para llevar los insumos de trabajo, ya que los maletines grandes no se recomiendan.

Cuidar del cabello: hay que tenerlo limpio, bien recortado en el caso de los hombres, y recogido, en el caso de las mujeres.

Mascarilla, guantes, lentes. Serán necesarios.

STREET STYLE GUATEMALA

Estos son algunos looks que capté con mi celular en algunas áreas urbanas y centros comerciales. Cuéntenme, ¿cómo se ha modificado la moda en sus países? Me gustaría saber.

Una joven en Guatemala, con atuendo normal, un día cualquiera (Foto servida)
Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here