Una comida (Foto servida por la autora)

Aunque el nuevo año ya tiene un mes de nacido, hay que echar una ojeada a los propósitos, repasarlos y continuar con ellos para no perderlos de vista.

Después de desafiantes, tanto física como mentalmente, una de las mejores resoluciones a considerar es trabajar duro para recuperar nuestra salud.

En este artículo les dejo increíbles consejos para llevar un estilo de vida más saludable en esta temporada y más allá.

Más té verde

Si bien puede contribuir a mantenerte despierta y alerta, el café no le hace ningún favor a tu cuerpo. El té verde y las infusiones naturales (como esta de jengibre y cítricos), por otro lado, está lleno de nutrientes y antioxidantes. Se sabe que ofrece enormes beneficios para la salud y reduce el riesgo de desarrollar diabetes y enfermedades cardíacas. También es bajo en calorías, siempre que no lo bebas con azúcar agregada. Si debes endulzarlo, busca miel pura y cruda.

No elimines los carbohidratos por completo

Existen muchas dietas que recomiendan eliminar por completo los carbohidratos, si deseas llevar un estilo de vida más saludable y perder peso. Sin embargo, este enfoque para comer simplemente no es sostenible. Necesitamos carbohidratos para obtener energía. Por tanto, el secreto no está en deshacerse de ellos, sino en centrar su atención en consumir los “correctos”. Aléjate de los carbohidratos refinados y opta por carbohidratos enteros y sin procesar, como arroz integral, nueces, legumbres y verduras sin almidón (espinacas, tomates, apio, etc.).

Té verde, saludable (Foto servida por la autora)

Come delicioso, pero de un plato más pequeño

Podrías estar comiendo más de lo que necesitas simplemente porque tus platos y tazones son más grandes. Cambias a vajillas más pequeñas e inmediatamente comerás menos sin darte cuenta.

Bebe más agua

El agua trabaja para mantener nuestro cuerpo hidratado, lo cual es excelente para la salud en general. También ayuda a mantener el estómago lleno y esto puede reducir gradualmente la cantidad que consumes a la hora de comer. Recuerda siempre beber uno o dos vasos de agua cuando sientas hambre. ¿Sabías que es común confundir la sed con el hambre?

Elimina “tres comidas al día”

Tratar de ceñirse a tres comidas al día puede provocar sensación de hambre, refrigerios poco saludables y atracones. En su lugar, es mucho mejor esforzarse por comer cinco comidas más pequeñas al día. Nunca ignores los sentimientos de hambre. Cuando tu estómago comience a gruñir, ¡busca una “recarga” saludable de inmediato!

Ahora que sabes cómo realizar los cambios adecuados para llevar un estilo de vida más saludable, puedes ingresar al 2021 sintiéndote inspirada y preparada para priorizar tu bienestar mental y físico.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here