Chitetsu Watanabe (Foto cortesía de AP)

Hay quienes insisten en tener un récord Guinnes cantando o recogiendo caracoles o comiendo hot dogs, pero este japonés, aficionado al dulce y que cree en las sonrisas como el motivo de haber vivido tanto, el récord le cayó del cielo, al demostrar ser el hombre más longevo del mundo con 112 años y 344 días, según Guinness World Records.

Su nombre es Chitetsu Watanabe, nacido en 1907, en Niigata, al norte de Japón. Actualmente vive en un asilo para ancianos, donde recibió el certificado que lo acredita como el hombre de más edad. Aunque la mujer más longeva le lleva la delantera por cinco años, también es japonesa, se llama Kane Tanaka y tiene la friolera de 117 años de edad.

Hace un mes falleció el predecesor del señor Watanabe, que… también era japonés y se llamaba Masazo Nonaka.

Watanabe cultivó bonsáis, el arte tradicional japonés de pequeños árboles esculpidos, y exhibía su trabajo hasta hace diez años atrás.

Cuando joven se graduó en la escuela de agricultura y se mudó a Taiwán para trabajar con Dai-Nippon Meiji Sugar en plantaciones de caña de azúcar, donde residió por 18 años, donde se casó y tuvo cinco hijos, señaló Guinness en un comunicado.

Tras el final de la II Guerra Mundial, Watanabe regresó a Niigata y trabajó para el gobierno de la prefectura hasta su jubilación. Además, cultivó frutas y verduras en la granja familiar.

No se enojen y sonrían todo el tiempo, respondió cuando le preguntaron el secreto de su longevidad. Habrá que ponerla en práctica.

Esperamos tu comentario