Pedro Castillo saluda a sus seguidores desde su sede de campaña en Lima, la noche del lunes (Foto: cortesía de AFP)

¿Que los pueblos se dan los presidentes que se merecen? Los pueblos se equivocan. A veces de manera escandalosa, durante décadas.

Perú, por ejemplo, se encuentra al borde del abismo. En la ajustada carrera de foto finish de la última etapa del conteo, Pedro Castillo aventaja a Keiko Fujimori, quien ha denunciado fraude sistémico.

La izquierda necesita desesperadamente algún nuevo rostro, alguna nueva trinchera sesentoza y agria. Y Castillo cuenta con el apoyo entusiasta de la izquierda.

Gabriel García Marquez que era un hombre de la izquierda, de haberlo visto -como Ud sí lo verá en el video a continuación- hubiese dicho con voz lastimera «Eso es una Crónica de una muerte anunciada», no porque nadie vaya a matar a Castillo, sino por su evidente incapacidad para asumir tal responsabilidad.

Ojalá sorprenda muy positivamente al mundo entero.

El populismo es falaz y pendenciero. La gente, cansada de la historia inacabable de corrupción y de falta de justicia social, se engancha al primer tren que pasa, sin saber cuál línea tomará.

Parece ser que el paradigma de Castillo es el boliviano Evo Morales, y el fenecido Hugo Chávez. Sin embargo Evo parecía tener más luces que Castillo, un maestro nacido en Tacabamba en 1969, hace 52 años. Nacido y criado en Chota, Castillo fue rondero durante su juventud e incluso llegó a ser dirigente nacional de la Organización de rondas campesinas. Las rondas campesinas surgieron en 1976 en Chota para que la población se pudiera proteger de la delincuencia y, más adelante en 1992 como Comités de Autodefensa, de los grupos terroristas Sendero Luminoso y MRTA.

Como docente de primaria y presidente del Comité de Lucha de las bases regionales del SUTEP, Castillo se hizo conocido a nivel nacional por ser el principal dirigente en la huelga magisterial de 2017. En política, Castillo ha sido miembro del comité de Cajamarca de Perú Posible, partido por el cual postuló a la alcaldía de Anguía sin conseguir el cargo en 2002. En 2020 anunció su postulación a la presidencia de la República por el partido político Perú Libre, logró pasar a segunda vuelta con el 18.92% de votos válidos y se ha enfrentado, parece que exitosamente, a la líder de Fuerza Popular, Keiko Fujimori.

Quizás dentro de un tiempo los peruanos tengan que decir «nos equivocamos». Porque más vale un malo conocido que un bueno por conocer.

Diego Acuña, un periodista peruano, entrevistó a Castillo, de Perú libre, en febrero de este año y algunas de las respuestas encendieron de una vez las luces de las ambulancias. Skoraya Pomash se llama en ruso: Ayuda urgente.

Eso si definitivamente gana, como parece ser.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here