José Luis Guzmán, gerente de la División de Seguridad Física, Electrónica y Ocupacional, y Edward Petit, gerente del Departamento de Seguridad Física, recibieron por parte del Popular la certificación, cuyo acto de entrega estuvo presidido por la señora Mari Norki Ozuna, viceministra de Trabajo, y Altagracia Espaillat, directora de la División de Seguridad e Higiene Industrial (Foto servida)

La pandemia ha sido un reto para todos y garantizar el funcionamiento de elementos imprescindibles para la sobrevivencia en semejante período, como son los bancos, es algo loable. Es por eso que el Banco Popular Dominicano recibió el Reconocimiento a la Excelencia en Seguridad y Salud en el Trabajo, otorgado por el Ministerio de Trabajo, entidad que resaltó la trayectoria en prevención de riesgos laborales, su compromiso en certificarse e incentivar a otras empresas, siendo la única entidad financiera en recibir este galardón, según un comunicado enviado a los medios.

La distinción resalta los programas e iniciativas desplegados por el Banco Popular para disminuir el riesgo de contagio de la COVID-19 entre sus colaboradores y clientes, así como el seguimiento de las recomendaciones gubernamentales y la extensión del mensaje de prevención a la sociedad a través de sus diferentes canales.

Una de las sucursales del Banco Popular con las debidas medidas de salud (Foto servida)

El premio a la trayectoria evalúa favorablemente las medidas de higiene y limpieza profunda, señalización de espacios, adecuación de aforo, fomento del trabajo remoto y eliminación de eventos institucionales no regulatorios, dispuestas en los últimos meses por el Banco Popular.

José Luis Guzmán, gerente de la División de Seguridad Física, Electrónica y Ocupacional, y Edward Petit, gerente del Departamento de Seguridad Física, recibieron por parte del Popular la certificación, cuyo acto de entrega estuvo presidido por la señora Mari Norki Ozuna, viceministra de Trabajo, y Altagracia Espaillat, directora de la División de Seguridad e Higiene Industrial.

Intensificación de planes por COVID-19

Dentro de sus planes de salud y seguridad en el trabajo, el Banco Popular intensificó sus disposiciones para hacer frente a la crisis sanitaria como consecuencia de la COVID-19.

Desde antes de iniciar el primer estado de emergencia, el Popular facilitó a sus cerca de 8,000 empleados una línea telefónica de soporte para aclarar inquietudes, dudas y ofrecer información general sobre la COVID-19 y las medidas que estaba adoptando la organización financiera en cada etapa del proceso. A través de esta línea se pueden sostener consultas médicas, psicológicas y psiquiátricas con los profesionales médicos vinculados.

También diseñó un protocolo de salud compuesto por una campaña permanente de información preventiva y charlas virtuales de formación y recreativas, y facilidades de financiamiento para adquirir mobiliario que ayude a adecuar las funciones del teletrabajo desde el hogar.

El reconocimiento recibido (Foto servida)

En adición, creó una certificación interna de cumplimiento mandatorio sobre las buenas prácticas del trabajo presencial, que refleja las circunstancias y las disposiciones gubernamentales.

Se reforzaron los protocolos de interacciones físicas y uso de áreas comunes, en tanto el personal de los consultorios médicos distribuidos en la organización se capacitó para brindar asistencia primaria inmediata a los empleados que presenten síntomas relacionados a la COVID-19 durante la jornada laboral.

Se estableció un esquema de trabajo rotatorio y remoto. Actualmente, el 86% del personal trabaja bajo estas modalidades.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here