Michio Kaku fue el mejor estudiante de física de su curso (Fuente externa)

Uno de los físicos más destacados de todos los tiempos, conocido mundialmente por su Teoría de las Cuerdas, Michio Kaku, brindó una nueva entrevista en la que asegura que “pronto” encontraremos vida extraterrestre, pero que no deberíamos contactarlos bajo ningún concepto.

El profesor de física teórica en el City College de Nueva York y reconocido divulgador de la ciencia, con múltiples apariciones en televisión, programas radiales y varios libros superventas, aseguró al periódico británico The Guardian que sería una idea terrible hacer contacto con los Aliens.

The God Equation, su más reciente libro, es un examen claro y accesible de la búsqueda para combinar la Teoría de la Relatividad, de Einstein, con la Teoría Cuántica, en busca de crear una Teoría del Todo, que lo abarque todo sobre la naturaleza del universo, dice la crítica.

“No podemos apostar a que serán amigables”

«Pronto tendremos el telescopio Webb en órbita y tendremos miles de planetas para mirar, y es por eso que creo que las posibilidades de que podamos hacer contacto con una civilización alienígena son bastante altas», afirmó el científico de 74 años de edad y autor de La energía nuclear (1986), Visiones (1998), Hiperespacio (2001), El universo de Einstein (2005), Universos paralelos (2008), La física de lo imposible (2009), La física del futuro (2011) y El futuro de nuestra mente (2014), entre otros.

“Algunos colegas míos creen que deberíamos acercarnos a ellos. Creo que es una idea terrible. Todos sabemos lo que le sucedió a Moctezuma cuando conoció a Cortés en México hace tantos cientos de años. Ahora, personalmente, creo que los extraterrestres serían amigables, pero no podemos apostar por eso. Así que creo que nos pondremos en contacto, pero debemos hacerlo con mucho cuidado”, reconoció.

Cree que la vida extraterrestre será en su mayoría pacífica, dado que las firmas que es probable que encontremos serán de civilizaciones miles o quizás millones de años antes que nosotros, eso no significa que debemos arriesgarnos a anunciarnos al universo.

«No podemos correr el riesgo», había dicho en 2018. «No deberíamos intentar anunciar nuestra existencia a la vida extraterrestre en el espacio exterior por el hecho de que no conocemos sus intenciones».

Kaku, hijo de japoneses, nacido en Estados Unidos, comparó entonces nuestra posición en el universo con la de un ciervo en el bosque. Si bien los cazadores en el bosque representan una amenaza para los ciervos, el peligro real proviene de los desarrolladores que podrían pavimentar el bosque y destruir su entorno.

«Nuestro destino para el año 2100 es igualarnos a los dioses que en otro tiempo adorábamos y temíamos», dijo en su célebre libro La física del futuro (Penguin Random House, 2011). En él estimó que para 2100 el ser humano será capaz de manipular objetos con el poder de la mente, los ordenadores leerán en silencio el pensamiento, se crearán cuerpos perfectos y se alargará el tiempo de vida. Considera además que los cambios tecnológicos dirigen a la creación de una civilización planetaria, la llamada civilización tipo I.

Kaku, de religio budista en su hogar de niño, estudió en una escuela cristiana (Fuente externa)

La existencia de Dios

En un artículo publicado en ForumLibertas.com el 12 de diciembre del 2013, Kaku afirmó haber encontrado evidencia que puede apuntar a la existencia de Dios, lo cual creó un gran revuelo en la comunidad científica mundial.

Manifestó que había hecho uso de un «semi-radio primitivo de taquiones» (que son partículas teóricas capaces de «despegar» la materia del universo o el contacto de vacío con ella, dejando así todo libre de las influencias del universo que les rodea), tecnología creada recientemente en 2005.

Aunque la tecnología para llegar a las verdaderas partículas de taquiones aún está lejos de ser una realidad, el semi-radio tiene algunas pocas propiedades de estas partículas teóricas, que son capaces de crear el efecto de los verdaderos taquiones en una escala subatómica.

«Analizando el comportamiento de la materia a escala subatómica, afectado por el semi radio primitivo de taquiones, un diminuto punto en el espacio, por primera vez en la historia, totalmente libre de cualquier influencia del universo, la materia, la fuerza o la ley se percibe de una forma inédita el caos absoluto. Créeme, todo lo que llamamos azar hoy no tendrá más sentido. Para mí está claro que estamos en un plano regido, por reglas creadas y no determinadas por azares universales», dijo el científico.

Eso de «reglas creadas», hablan de un diseño hecho por una mente superior. Esa mente superior, creadora del universo es a quien llamamos Dios.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here