Marianela Boán (Fuente externa)

La destacada coreógrafa cubana de estatura internacional Marianela Boán deploró el martes el abuso a que ha sido sometido el pueblo cubano durante años, recrudecido ahora con la violencia mostrada contra las manifestaciones espontáneas surgidas el pasado domingo.

La fundadora de la importante compañía DanzAbierta de Cuba, la cual dirigió entre 1998 y 2003, con la cual revolucionó el ámbito danzario, se ha caracterizado por exponer a través de sus obras momentos importantes del estado de ánimo social, sin llegar a ser crónicas ni caricaturas, sino reflexiones.

«Siempre he dicho lo que tengo que decir a través de mi obra, pero en este momento necesito usar las palabras con todo su peso», escribió en su cuenta de Facebook desde Santo Domingo, donde reside actualmente quien fundara en el 2010 la Compañía Nacional de Danza Contemporánea de República Dominicana, frente a la cual estuvo hasta el año 2020.

«¿Hasta cuándo pensaban que la gente iba a aguantar el abuso infinito y la ausencia de todas las libertades?» preguntó la también destacada bailarina, autora de lo que se ha llamado ‘danza contaminada’ estilo con el cual mezcla la danza con todas las manifestaciones del arte en un feliz resultado expresivo.

«¿Hasta cuándo las consecuencias de un régimen y un sistema que ha demostrado su ineficacia para la gente y su eficacia para mantenerse en el poder cueste lo que cueste?», interrogó.

Y concluyó de manera rotunda: «¡¡¡No más generaciones y familias sacrificadas!!! ¡¡¡Mucho se ha hablado del valor y el patriotismo de los cubanos, pues bien, ahí lo tienen!!!».

Marianela Boán fue designada por ITTI para escribir y decir en el 2018 el Mensaje Mundial de la Danza desde el Gran Teatro Alicia Alonso, de La Habana, en ocasión del cincuentenario de esa hermosa tradición.

La Boán acaba de estrenar sus obras «Antropofobia» y «Óbice» en Portugal para la Compañía Alentejana de Danza Contemporánea.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here