Marco Bellocchio con la Palma de Oro Honorífica, a su lado Paolo Sorrentino (Foto: Festival de Cannes)

El autor de «En el nombre del padre» (1971), el cineasta italiano Marco Bellocchio, de 81 años, recibió este sábado la Palma de Oro de Honor, un galardón con el que el Festival de Cannes dijo honrar una carrera que ha marcado el cine contemporáneo con fuerza y libertad.

El director Paolo Sorrentino, otro habitual en la Croisette por filmes como “La grande bellezza” (2013) fue el encargado de la entrega a nombre del festival, mientras alabó de su co patriota la búsqueda incesante de “conocer el mundo y plantearse cuestiones”.

“Estaría horas observando su curiosidad infantil. Esa curiosidad es la que hace grande su carrera. Su rebelión es necesaria”, añadió al presentar ese homenaje, precedido de los aplausos en la sala.

“Se lo agradezco en primer lugar al festival, que ha aceptado concederme este premio, y principalmente a Thierry Frémaux, que no solo es un gran delegado general del certamen, sino también un amigo”, expresó Bellocchio al recibir la Palma de oro honorífica que dedicó a su familia “en el sentido más amplio”.

La participación del director en esta 74 edición de Cannes ha sido completa: presentó en la nueva sección no competitiva Cannes Première “Marx può aspettare”, un documental en el que intenta entender el suicidio de su hermano gemelo a los 29 años, y ofreció además una clase magistral sobre su trayectoria.

“No tengo que arrepentirme de no haber hecho lo que debería por falta de valentía”, dijo el también responsable de títulos como “Salto nel vuoto” (1980), con la que Michel Piccoli y Anouk Aimée vieron premiada en Cannes su respectiva actuación.

“Un cineasta debe dar muestra de valentía. Las cosas de las que estoy más orgulloso las he hecho con valentía”, reconoció.

Bellocchio acudió a Cannes en un parón del rodaje de su nueva serie, “Esterno notte”.

En 2019 había presentado en Cannes “Il traditore”, una película que este jueves consideró que fue fruto de su madurez profesional, porque no sabía nada de la mafia y de joven sí necesitaba limitarse a los temas que conocía.

“Enrico IV” (1984), “Il principe di Homburg” (1997), “La Balia” (1999), “L’ora di religione” (2002) y “Vincere” (2009) optaron igualmente en el pasado a la Palma de oro, mientras que en la también sección oficial Una Cierta Mirada estrenó “Il sogno della farfalla” (1994) e “Il regista di matrimoni” (2006).

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here