Amor y dolor, (1893), de Edvard Munch

LOS SACRILEGOS

El silencio no es mi afán
soy un hombre sin boca
me la borraron
para que no pudiera decir
que la verdad existe
y que los sueños están al doblar de la esquina.

Soy un hombre sin brazos
me los quitaron
para que no fabricara montañas
para que no fecundara el tiempo
y no atrapara el látigo implacable
de los enemigos del viento.

Pero también soy un hombre sin piernas
me las cortaron
para impedirme correr por los prados
socorriendo a los que esperan
y repartir la espiga que aliña el alma
la que se come
por el ansia de los sentidos
la inmasticable.

Asimismo
soy un hombre sin corazón
me lo arrancaron
para igualarme a las rocas
a un tronco muerto
a un trozo de carbón después del fuego
pero este miocardio intranquilo
es muy difícil de atrapar
y al extraerlo de mi pecho
escapó a las alturas
sirviendo de luz para los que están
sedientos de amor.

(Del libro Animal en extinción)

MANUEL ALMARALES (Manzanillo, Cuba, 8 de Septiembre de l952). Poeta, narrador y artista plástico, Ingeniero Zootecnista, trabaja en la Casa de Cultura de Manzanillo. Fue miembro del Taller Literario Manuel Navarro Luna (1968) y fundador de la Brigada Hermanos Saíz (l978). Fue presidente del Taller Literario José María Heredia de la Casa Natal de Heredia en Santiago de Cuba. Ha publicado varios libros y ha sido incluido en varias antologías.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here