Joaquin Phoenix (inscrito al nacer como Joaquin Rafael Bottom en San Juan, Puerto Rico, el 28 de octubre de 1974) ha dado dos momentos políticos dentro de los principales eventos del cine mundial: los Premios Globos de Oro y los Premios Oscar.

La primera vez, sus preocupaciones fueron aplaudidas por unos, recibidas con extrañeza por otros y censuradas por terceros, entre otras cosas porque estaba plagado de malas palabras. Algunos pensaron que quien estaba allí era en realidad Arthur Fleck. Fue errático por momentos, y otras absolutamente soez, y eso mezclado con las preocupaciones ambientalistas, daba una imagen un tanto bizarra.

La segunda vez, las preocupaciones, sin dejar de serlo, tuvieron un dejo de reproche. Aunque un poco más sobrio, sin malas palabras. Más contenido en la forma, pero más profundo en el sentido.

Para otros, la alusión final al verso de su hermano fallecido River Phoenix, muerto a los 23 años de edad, el 30 de octubre de 1993, habla de una herida que sigue abierta.

River Phoenix impactó con su papel de Chris Chambers en “Stand by me” (1986). Fue nominado a los Premios Oscar con tan solo 18 años a Mejor Actor de Reparto por la película “Running on Empty”, estrenada en 1988; y ese mismo año, Los Globos de Oro también reconocieron su trayectoria y lo nominaron por la misma película a Mejor Actor Secundario.

Pero el hermano mayor de Joaquín Phoenix falleció cinco años después, cuando un amigo -al que nunca se ha identificado- le ofreció una copa y River se la bebió sin preguntar qué era aquello. Era una ‘speedball’, una mezcla líquida de cocaína y heroína. Comenzó a convulsionar y Joaquín lo sacó a la calle, trataron de reanimarlo y luego llamaron el 911. El hospital Cedars Sinai de Los Ángeles, certificó su muerte a la 1:51 de la madrugada del 31 de octubre, hace 27 años. Era uno de los rostros más talentosos de aquel entonces.

Una quincena después la autopsia determinó que el actor murió a consecuencia de una sobredosis de drogas. Había consumido cocaína y heroína en una cantidad ocho veces superior a la necesaria para matar a una persona, además de morfina, efedrina, marihuana y valium.

Este año, su hermano River cumpliría 50 años de edad.

«Me siento lleno de agradecimiento en éste momento. No me siento por encima de ninguno de mis compañeros nominados, ni de nadie de ésta sala, porque todos compartimos la misma riqueza que es el amor por el cine, y esta forma de expresión me ha dado la vida más extraordinaria, y no sé que sería de mí sin eso. Pero creo que el mejor obsequio que se me ha dado, y a muchos de los que estamos en ésta sala, es la oportunidad de dar nuestra voz, por los que no tienen voz. He estado pensando mucho en algunos de los problemas agobiantes a los que nos enfrentamos colectivamente, y creo que a veces sentimos, o nos hacen sentir, que defendemos diferentes causas. Pero yo veo algo en común. Estamos hablando de desigualdad de género, de LGTB, de racismo, de derecho de los indígenas o de derechos de los animales… Estamos hablando de la lucha contra las injusticias», expresó.

«Estamos hablando de la lucha contra la creencia de que una nación, una gente una raza, un género o una especie tiene derecho a dominar,controlar,usar y explotar a otra de manera impune. Creo que nos hemos desconectado del mundo natural,y muchos somos culpables de una visión egocéntrica del mundo: pensamos que somos el centro del universo. Explotamos nuestro entorno para nuestro beneficio,vamos al mundo natural y lo devastamos . Nos sentimos con derecho a inseminar artificialmente a una vaca y, cuando ella da a luz, robarle a su bebé. Aunque sus gritos de angustia son inconfundibles. Y luego tomamos su leche, que era destinada a su ternero, y lo ponemos en nuestro café y nuestro cereal», manifestó Phoenix.

«Le tememos al cambio personal, porque pensamos que tenemos que sacrificar algo para conseguir algo, pero los seres humanos, en nuestro mejor momento, somos tan inventivos, creativos e ingeniosos… y creo que cuando usamos el amor y la compasión como nuestros principios rectores podemos crear, desarrollar e implementar sistemas de cambio que sean beneficiosos para todos los seres vivos y para el medio ambiente», reflexionó.

«He sido … Yo he sido un escándalo toda mi vida, he sido egoísta, a veces he sido cruel, difícil para trabajar y un desagradecido, pero ustedes me han dado una segunda oportunidad y creo que ahí es cuando estamos en nuestro mejor momento, cuando nos apoyamos mutuamente, no cuando nos cancelamos unos a otros por errores pasados… Cuando nos ayudamos mutuamente a crecer, cuando nos educamos, cuando nos guiamos hacia la redención. Eso es lo mejor de la humanidad.

Este premio…(sollozos). Cuando…(sollozos). Cuando mi hermano tenía 17 años, escribió esta letra de canción: «corre para salvarte con amor y la paz te seguirá». Gracias», concluyó.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here