Robo aquel verso popular del aeda del reggaepost en su transfiguración de la no poesía Mozart La Para en colaboración con Shellow Shaq. «Llegan los montro, men», aquel temita que ya cumplió un quinquenio y que ahora es que -si se dan cuenta- tiene más vigencia que nunca, sobre todo por la actitud de algunos desaprensivos que ponen la nota en Fa sostenido, en los barrios.

A las 10:00 de la mañana «Llegó la montra, men». Se trata de Rita Indiana. Sigo afirmando que es mejor escritora que cantante. En ella conviven dos montras que son una sola. No la conozco en persona, nunca la he entrevistado, pero me atrevo a decir que es una de las más inquietas y talentosas personalidades de la cultura dominicana del siglo XXI.

Ahora regresa en su personalidad de músico con un sencillo que sube a Youtube a las 10:00 de la mañana de este viernes, titulado «Como un dragón», de su nuevo álbum Mandinga times, producido por Eduardo Cabra, el ex Visitante del diluido Calle 13, quien se ha especializado en producir música de fusiones con raíces folklóricas. Ya lo hizo antes con su expareja la cubana Diana Fuentes, uniendo sabor de guajira, trova, y otros colorcitos, con lo urbano y el pop. Repitió la fórmula con nuestro Vicente García, donde la bachata, el merengue, y otras expresiones folklóricas se metieron en el vaso de la licuadora para arrojar los primeros premios Grammy Latinos de la carrera de Vicente. Ahora puso su laboratorio en función de un disco que ojalá signifique nuevos mercados, nuevos públicos y grandes éxitos para La Montra.

Rita Indiana, descendiente del linaje de los Castillo y Rodríguez-Objío -aunque sus apellidos son Hernández Sánchez- nació en 1976 en Santo Domingo y 20 años atrás era una escritora joven de firme puño, más que en su poesía en sus cuentos y luego en sus novelas, con un ojo y una letra bendecidas para retratar submundos, realidades de lo dominicano intrínseco, como una previsión de esta realidad donde se unen lo sexual, los argots o paralenguajes de la calle, los sucesos parece que salidos de los post más pedestres de las redes sociales, las realidades de lo que el pintor Angel Urrely ha llamado Dembow City. Porque lo de ella es narrar. Eso es lo que hace, a fin de cuentas en su música.

Una imagen más reciente de la escritora (Fuente externa)

Su más reciente aparición pública ha sido en la tarima de la Plaza de las Banderas.

Una nota enviada a los medios sobre su nuevo tema dice que liga el dembow con el metal y la electrónica, y el video clip video es una animación 3D dirigido por Noelia Quintero Herencia, en una coproducción de HQ Storytelling (Puerto Rico) y Diptongo (Colombia).

“Este primer sencillo es una buena introducción a un álbum que tiene humor y tiene terror; un proyecto ecléctico y potente en el que se funden todas mis capacidades creativas”, dice la artista en el comunicado.

Rita Indiana se ha propuesto lanzar un sencillo de “Mandinga Times” por mes hasta finales de junio del 2020 -dice la nota, y uno barrunta que es una errata, que debe ser del 2021, pues para junio solo faltan dos meses-, cuando sale el disco completo de la mano de Ditto Music.

Su último álbum había sido “El Juidero” (2011), donde efectivamente armó el juidero de su salida de escena para regresas nueve años después, en medio de una crisis de la humanidad sin precedentes, donde se han puesto en juego todos los paradigmas, sociales, políticos y económicos. Y claro, culturales.

Su discografía incuye títulos sabrosos como La hora de volvé, Equeibol, Jardinera, Maldito Feisbu, Como ladrón en la noche, Bajito a selva, Da Pa Lo Do, y El castigador, único tema en nueve años, lanzado en el 2017, y que habla de la corrupción.

Su obra literaria incluye los títulos de cuentos Rumiantes (1998), Ciencia succión (2001), Cuentos y poemas (2017), las novelas La estrategia de Chochueca, (2000), Papi,(2005) Nombres y animales (2013), La mucama de Omicunlé (2015) y Hecho en Saturno (2018).

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here