María Isabel Valdes de Torroni y Mario Torroni (Foto servida)

Mario Torroni es para muchos sencillamente Mario, y bien debe ostentar la corona de Rey del Fondú en República Dominicana. Su trato afable y bonachón, le hacen sobresalir entre los muchos extranjeros que casi siempre visitan sus restaurantes. De hecho soy testigo de muchos turistas que cuando se sacuden el polvo del camino, salen a buscar el restaurante de Mario.

Hace tres días estuvimos de visita en Les Fondues By Maralto, de Novocentro, dos amigos y quien suscribe. Primero vino él a saludar como viejo amigo que es, abrazo de por medio, y luego su esposa María Isabel Valdes de Torroni, a ver cómo estaban las cosas. En una mesa grande casi una decena de extranjeros se deleitaban con los platos de la casa.

El año que viene hará un cuarto de siglo desde que abriera, en 1995 el restaurante Les Fondues en la avenida Winston Churchill. Entonces comenzó la historia.

Raquel Vicente y Socorro Leroux fueron invitadas (Foto servida)

No hay nadie que les supere en cuanto a fondús. Mario es el portador ancestral de los secretos de las aldeas suizas para que cada experiencia con un tipo de fondú sea única en su restaurante y dé pie para seguir probando y cuando se cierra el ciclo volver a empezar.

El bistro que abrieron hace un año en el primer piso del edificio de Novocentro, está de moda. Y allí se pueden ver lo mismo a productores de televisión que a directores de cine, músicos, animadoras de programas de alto rating de la televisión y destacados periodistas del país, pero también empresarios dominicanos y extranjeros, y turistas que se enteran que allí hay excelente comida.

En las mesas de Les Fondues By Maralto hay quienes acuerdan negocios o festejan cumpleaños, se enamoran o inician una amistad. Por eso la celebración del primer aniversario del sitio en el edificio de más alto standing en la avenida Lope de Vega, fue un acontecimiento que quiso celebrar con su familia y amistades más allegadas, para agradecer el apoyo, después que hiciera ese salto al vacío desde los alrededores de la Clínica Abreu al lugar lleno de colores cálidos y camareros solícitos.

Ivette Valdes y Lynn-Marie Alvarez, amiguísimas (Foto servida)

Mario agradeció la oportunidad de refrescar y modernizar el concepto de aquella primera idea, que materializó exitosamente, y que durante un tiempo puso a un lado para desarrollarse en otras áreas empresariales y profesionales, pero que retomó junto a su familia desde hace un año, exhibiéndola de forma fabulosa en el primer piso de la prestigiosa plaza.

En Les Fondues by Maralto, las exquisiteces de mayor prestigio son las famosas fondues de queso Gruyere, Gruyere con fontina, sus combinaciones con churrasco, salchicha y camarones, así como los de carne y camarones.

Bajo ningún concepto se pueden obviar las creps, su deliciosa cebolla gratinada, las croquetas al pesto, el pulpo crocante, la burrata con pomodorini y albahaca y los gnoccis Sorrento, los de nueces y trufa, sin dejar de mencionar la pasta “Frutti di Mare”, la Norcina y la Burratina.

Ricardo De Jesus, Dulce Valdes y Carlos Valdes en el bistro (Foto servida)

Muy recomendable también el tartar de salmón con aceite de trufas negras sobre cama de aguacates.

“El respeto, honestidad, responsabilidad, amabilidad, gratitud, y el optimismo son los valores que ponemos en práctica día a día, aparte de que ponemos a Dios en primer lugar en todo lo que hacemos”, subrayó Mario en la celebración.

El restaurante cuenta con servicios para actividades privadas y reservaciones, que se pueden realizar llamando al teléfono 809-540-8119, o escribiendo al mail maraltobistro@gmail.com. Además, pueden seguirlos en su cuenta de Instagram @lesfondues.

Mario es una sonrisa permanente en un sitio donde además de comer y beber, se está bien, cómodo, alegre, como en casa.

Esperamos tu comentario