Edificio Corporativo de Claro Dominicana, en la Ave Kennedy (Fuente externa)

Con tanta gente en América Latina trabajando y aprendiendo desde casa, a medida que las oficinas y las escuelas cerraban en respuesta a la pandemia de coronavirus, los proveedores de servicios de Internet comenzaron a reaccionar. En algunos casos se aumentó las velocidades de Internet para usuarios de bajos ingresos, otros suspendieron los límites de uso de banda ancha hasta nuevo aviso.

En República Dominicana, por ejemplo, se comenzó a trabajar contra reloj y se logró responder a la altísima demanda de ancho de banda para asumir la tragedia del confinamiento y echar a andar servicios imprescindibles para la vida de los infectados con la pandemia.

Si bien la salida a una nueva normalidad (que para muchos según parece es la misma normalidad de antes) implica que una parte de los que trabajaban desde sus casas, o que no trabajaban pero que utilizaban internet para informarse, comunicarse o entretenerse, ya han vuelto a sus puestos de trabajo, otra significativa cantidad de personas siguen trabajando desde el hogar. Por lo que se deduce que aún las empresas telefónicas como Claro Dominicana siguen sosteniendo una cobertura robusta, mucho mayor que la que tenía antes de la pandemia y el confinamiento.

La nueva situación surgida desde el jueves 19 de marzo del 2020 urgió a la empresa telefónica a una serie de medidas agresivas en respuesta a COVID-19.

Para poder acometer todo lo que se le venía encima ocurrió una asignación de recursos extraordinarios para realizar ampliaciones en las redes de telecomunicaciones, a fin de apoyar la continuidad de los servicios ante el incremento sin precedentes en el tráfico manejado por las redes fija y móvil.

Un abrazo, un abrazo (Fuente externa)

Entre las medidas, una básica fue desarrollar y difundir campañas de concientización a través de sus redes sociales, permitió acceso gratuito desde los móviles de Claro a los portales oficiales del Ministerio de Salud, la Organización Mundial de la Salud y la Dirección General de Epidemiología y Coronavirus del país.

Dio acceso gratuito a las aplicaciones de bancos como BHD, Banreservas, Popular, la APAP y Tpago, desde que comenzó el confinamiento hasta el 30 de abril pasado.

Gracias a la política de la empresa telefónica fue posible el envío de decenas de millones de mensajes de texto de la Comisión especial a la base de clientes móviles de Claro.

La empresa telefónica otorgó hasta 6 meses gratuitos en diferentes herramientas de colaboración para los clientes de negocios, tales como Microsoft Teams, Backup empresarial de Acronis, Cisco Webex y Presencia Web.

Backup empresarial de Acronis (Fuente externa)

En el caso de los hogares, ofrecieron hasta el 30 de abril 89 canales HD y 9 canales de ciencia y entretenimiento por los cuales dejó de ganar buena cantidad. Del contenido de Claro Video seleccionado hubo una rebaja de $170 pesos a $!00, hasta el 22 de abril, con lo cual también se dejó de ganar una buena cantidad de dinero.

Algo muy bien recibido fueron los minutos de voz y SMS gratis a los clientes Prepago sin saldo y que no hubiesen recargado en los últimos 30 días, con vigencia de 15 días.

Esto garantizó que todos los clientes, especialmente de bajos recursos, estuviesen comunicados.

Por último la empresa de Telecomunicaciones Claro, en colaboración conjunta con Huawei y el gobierno de la República Popular China, hicieron entrega del segundo sistema de diagnóstico auxiliar denominado Solution CT Chest Image al Hospital José María Cabral y Báez de Santiago. Lo cual ya había sido realizado anteriormente en el Marcelino Vélez, de Herrera.

Imagenes del sistema donado por Claro y Hawei en Santiago (Fuente externa)

El sistema, basado en Inteligencia Artificial, y que tiene un valor aproximado de 200 mil dólares cada uno, contribuye con la detección temprana de la neumonía ocasionada por el Covid 19, a través de imágenes médicas que permiten el análisis de una tomografía computarizada del tórax en alta resolución.

Ambos sistemas donados a estos hospitales incluyen una computadora con acceso a la nube, derechos de uso del software, enlace a alta velocidad y el servicio de conexión requerido para sus funciones.

Las diferentes acciones ejecutadas por la empresa, desde que todo comenzó y aún hoy continúan, le han permitido convertirse en parte de la solución ante la situación actual que vive nuestro país como consecuencia de la pandemia.

Poner la infraestructura de Claro y sus plataformas tecnológicas para el bienestar de la nación dominicana en estos tiempos de pandemia enaltece a cientos de hombres y mujeres que desde el anonimato han procurado y lo han logrado que en los momentos más sombríos y desesperantes de la pandemia, la esperanza de la vida resurgiera cada vez que la pantalla de un celular se encendiera.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here