SD. Lala Dietsch es una joven cultora del género urbano con mucha calidad en sus letras y en sus ritmos y sobre todo con muchas cosas que decir. Cualquiera podría pensar que contradictoriamente, como no viene de las clases pobres y nunca ha vivido en un barrio, sus problemas son otros que no tienen que ver con las posibilidades económicas. Sin embargo sus canciones son fuertes, hablan del empoderamiento de la mujer y de sus problemas existenciales.

Estudió en colegios caros, vivió dos años en Nueva York, estudia derecho en la PUCMM, trabaja en las mañanas en un bufete de abogados y lo que gana lo dedica a su pasión que es… la música urbana. Esa es ella. Una mujer joven convencida de que va a triunfar. A su haber cuentan temas como Enamorada y A gustito, entre otras.

Hoy ha lanzado el sencillo Mala. El periódico Notaclave.com forma parte de su plataforma de lanzamiento del nuevo tema.

P. Teniendo posibilidades económicas como las tuvo, ¿estudió música?

R. Realmente estudiar música como tal no. Aunque sí pasé cursos de instrumentos. Estuve en el coro del colegio. He tomado clases particulares de canto. Actualmente recibo clases de canto con la maestra Nadia Nicola, directora del coro Koribe. Durante los dos años que residí en Nueva York recibí clases de violín. Aquí cogí clases de guitarra, de piano.

P. ¿Por qué escogió la música urbana?

R. Realmente siento que la música urbana es un tipo de música muy criticada por su franqueza. La música urbana tiende a no tener filtros. Y yo considero que tiene bastante que ver con mi personalidad. Me gusta que me digan las cosas directas. Que si yo voy a hacer un tema -obviamente manteniendo una línea que no voy a cruzar de incentivar violencia, o incentivar cosas vulgares-, poder crear una melodía en la cual hable de la realidad de la vida, siendo franca, eso para mí es una manera de arte muy honesta.

P. ¿Cuáles son sus paradigmas en la música urbana?

Del género per sé me gusta Cardi Bi, porque tiene una vida impactante, ella fue streaper, y ella misma se fundó su carrera; me gustan mucho Becky G, Melymel. Pero ya fuera del género una de las personas que más me impacta es Beyonce. Porque siempre caracteriza a la mujer y la pone en una posición dominante, de empoderamiento. Que es lo que busco con el tema que lanzo hoy. Darle cierta autoridad a la mujer. Y llevándome de la tendencia del movimiento que existe globalmente de que la mujer no tiene por que estar atada a nadie ni a nada; puede ser independiente y tomar sus propias decisiones, y que así igual la critiquen y le digan mala, por ser independiente.

Lala Dietsch (Cortesía de oficina lala Dietsch)

P. ¿Usted se considera feminista?

R. No. No me considero feminista. Pero me considero una persona que piensa que todos tenemos que tener los mismos derechos.

P.¿Cómo cree que pueda insertarse en un medio que usted sabe puede ser mirada con recelo?

R. Considero que lo que me impulsa a hacer música, primero que todo es mi inquietud creativa. Sé que nací con eso. Y es mi escape para dejar que esa parte fluya fuera de mí: la música. Con ello creo que esta haciendo un movimiento social. Lo normal no es que una persona de mi medio social salga cantando algo urbano, y con palabras como lo estoy haciendo. Lo que me interesa es romper con esos esquemas de la sociedad, donde hay mucha gente que no hace lo que quiere por lo que el otro vaya a decir. Yo  soy una muchacha joven que simplemente dije voy a vivir mi vida y quiero cantar, voy a cantar y lo voy a hacer. Y voy a cantar sobre las cosas verdaderas de la vida. Lo que yo quiero. No lo que la gente quiera escuchar. Esa es mi diferencia. Sería feliz si fuera capaz de crear mi propia tendencia, usando esos rasgos urbanos. Pero también creando algo que la gente igual que yo pueda incorporarse y pueda romper con eso que la sociedad tiene del que dirán. O sea, sé tu y vive tu arte y habla.

P. Usted es una artista sándwich, entre los prejuicios que puedan tener los urbanos, y los prejuicios de la sociedad para con los urbanos. En el medio de ambos está usted.

R. Eso es lo que me hace interesante. Lo que me da ganas de hacerlo. Crear esa controversia a ver qué me van a decir.

Lala Dietsch en otra imagen.

P. Usted sigue estudiando su carrera de Derecho.

R. Planeo terminar mi carrera. Pero de verdad me gustaría vivir de la música. Si fuera posible, llegar hasta donde Dios me deje llegar. He contemplado mucho eso de dejar el derecho. Pero hay muchos artistas que se han dejado fuñir por no saber de la parte legal del arte; porque como sabemos la música es un negocio. Y hay que tener todo tipo de registros de la composición, el nombre, todo escrito, y mi carrera de derecho me puede ayudar mucho. La carrera de derecho es maravillosa, algo que todo el mundo debería saber, porque es cómo se rige una sociedad. Entiendo que la puedo involucrar en mi música, y lejos de prescindir de ella, me gustaría hacer una fusión de ambas.

P. ¿Cómo surgió Mala?

R. Hay un tema de los feminicidios, la falta de igualdad en los salarios en los trabajos. Eso a mí me impacta. Un hombre hace algo y no es nada. Pero si lo hace la mujer es mala. Me impacta mucho eso. Es una manera de burlarme, que me digan mala, por hacer lo que yo quiera hacer. Es hacerle saber a que aunque me digan mala, no me importa que me lo digan. Una burla a esa crítica que le hacen a la mujer por ser ella simplemente.

P. ¿Por qué Lala?

Es un apodo de mi infancia, que me lo puso mi papá a quien quiero mucho. Lala Dietsch. Dietsch es mi apellido, un poquito difícil, pero no importa, la gente como quiera se lo aprende. Y suena comercial, ¿verdad que sí?

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones