Andrés Cepeda, en plena canción (Foto: José Rafael Sosa)

Especial para Notaclave

SD. Tras la imagen juvenil de este joven bogotano, de pelo ensortijado, tez de mulato irredento, poeta, compositor, músico y cantante, radica la fuerza del talento forjado a partir de años de esfuerzo, disciplina y claridad de sus metas: capacidad para producir textos de alto vuelo poético con palabras sencillas, una voz tenor templada, sostenida y hermosa, la riqueza de las fusiones del bolero, la balada, (en su versión pop), y los ritmos caribeños y unir todo ello con una producción escénica impactante basado en despliegue de luces, uso de pantallas led desde la cual alcanza una matemática sincronía de lo que canta en vivo con lo que se proyecta en los 32 pies de largo de proyección de video y la instalación de los ocho miembros de la banda, en cuatro niveles, haciendo mucho mas que de escenografía viva. Ese es su secreto. Y ese, su poder.

Cepeda no necesita manipular mediáticamente a nadie, ni tener sonando éxitos en la radio de FM, generalmente popularizados por la fuerza del papel moneda invisible a los medios y presente como factor de mercadeo y una popularización forzada a punta de repetición de sus discos en las radios que, además, él no necesita.

Cepeda es el resumen del éxito. La extensa página de sus reconocimientos, inició con tres premios Grammys en 2009, (Canción Del Año, Álbum Del Año, Mejor Álbum Vocal Pop Masculino) y de ahí en adelante se posiciona como una figura crucial del canto popular de calidad colombiano.

Es un artista que seduce por la impecabilidad de su obra musical y textual. Por su estilo interpretativo, ha fomentado una leal legión de seguidores que conocen de memoria sus canciones y que las cantan junto a él en los conciertos.

Con sus dos conciertos a sala llena, en la Carlos Piantini del Teatro Nacional, de la mano de Big Show Pro, de Nestor Caro, realizó un recorrido por sus éxitos de ahora y de antes: inició con Lo mejor que hay en mi vida, siguió con Enfermedad de ti (que refirió una de las pocas ocasiones en las que un hombre pide perdón), El mensaje y Por el resto de mi vida, con la que estremeció la platea, gritos y coros espontáneos incluidos.

Fue un recorrido musical, un viaje en el tiempo, una nota de trabajo al carpintero del amor, un amor gitano, un saberse morir, algo que se te nota y que me hace exclamar que voy a extrañarte porque tengo ganas y corre el tiempo.

El final del concierto: Día tras día, Magia ( que en la producción hace a dúo con Sebastián Yatra), Para amarte mejor, Si fueras mi enemigo y otras piezas, incluyendo dos fusiones con reegaee, para hacer Te voy a amar y cerrar con Desesperado, con lo que satisfizo un público dominicano al cual parece unirle un lazo emocional sentido y fuerte.

El club de fans

Con Andrés Cepeda se produce un fenómeno único en función de las admiradoras organizadas que le siguen: su club de fans es dirigido por mujeres profesionales, ejecutivas universitarias, madres de hijas adolescentes, como los maestrantes de licenciadas Josefina Tavares (Asistente ejecutiva de la Cancillería de UTESA) y Maira Vargas (vice-rectora académica) UTESA. Nada menos.

Cepeda es un poeta, musico y cantante bogotano que ha marcado el ritmo de la música popular latinoamericana con su talento.

Las fans de Andrés Cepeda, organizadas en un club, mantienen una admiración incondicional al artista.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here