SD. El número de Lady Gaga y Bradley Cooper en la noche del domingo pasado, en la 91 Gala de los Oscar, fue no solo uno de los momentos más memorables y mágicos de la puesta en escena, sino también, el que quizá haya más dado de qué hablar. El dúo de la película «A Star Is Born» interpretó el tema «Shallow» a la mitad de la entrega y ha dejado humo y candela en su camino.

Se ha sabido por ejemplo que la novia de Bradley Cooper, Irina Shayk, quien primero la abrazó cuando se anunció su Oscar, y quien estaba sentada a su lado, ha bloqueado a Lady Gaga en su cuenta de Instagram.

Se había sabido antes la ruptura de Lady Gaga con su prometido, Christian Carino, y Chance recoge hoy que Bradley Cooper e Irina Shayk habrían roto su relación.

Se ha sabido que el rating de la transmisión de la Gala subió en 3,1 millones de espectadores y en un 13% entre los adultos de 18 a 49 años, en relación con el año pasado, y si hubo un momento cumbre, fue ese.

Se ha sabido que el número fue preparado meticulosamente, con la plena participación de las ideas de ambos artistas.

Para los productores del Oscar, también fue una oportunidad para hacer algo un poco diferente. En lugar de que alguien introdujera la canción, desde que sonaron las primeras notas, Habia conexión con el público. Cooper y Gaga, sentados en la primera fila del Teatro Dolby, se tomaron las manos y caminaron hacia el escenario.

Todo fue meticulosamente planeado y coreografiado, desde la idea de mirar la cámara hacia afuera (con la audiencia detrás de los cantantes), hasta que Cooper movió su soporte de micrófono antes de sentarse junto a Gaga en el piano, según ha declarado en la revista Variety Rob Mills, vicepresidente senior de ABC de series alternativas, especiales y programación nocturna.

Mills dijo que no era de extrañar que Cooper y Gaga obtuvieran una gran ovación al final de su número, y nuevamente cuando regresaron a sus asientos desde el backstage. Y sí, también se fijó en su química.

“Definitivamente era algo que podías sentir en la casa. Apareció en la pantalla, estaba en todas partes ”, dijo. «Había un calor real allí».

Lady Gaga estuvo el miércoles en el programa de Jimmy Kimmell y dijo que «las redes sociales son el baño de Internet» y que la gente recibió lo que ellos realmente querían que recibieran, esa sensación de amor y química entre ambos, por tratarse de una canción y una película de amor.

“Desde la perspectiva del rendimiento, era tan importante para los dos que estuvimos conectados todo el tiempo. Mira, he tenido mis brazos alrededor de Tony Bennett durante tres años de gira por el mundo. Cuando cantas canciones de amor, eso es lo que quieres que la gente sienta», explicó, buscando disuadir a todos de la idea de esa química bestial entre ella y Bradley Cooper.

Química y complicidad la hay entre ambos. El tiempo dirá.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here