Prototipo del nuevo avión supersónico de la NASA que no produce explosión sonora (Fuente externa)

La NASA ha dado a conocer un nuevo avión supersónico que es increíblemente rápido sin producir el boom supersónico que hizo infame al Concorde.

El avión lleva el nombre de Tecnología Supersónica Quiet X-5 (o QueSST), y pasó todas las pruebas obligatorias. Se estima que la producción debería comenzar pronto, mientras que un posible lanzamiento podría tener lugar en 2021, según aseguró un empleado de alto rango de la NASA de la división Aeronáutica, quien dijo que todo está programado.

El avión se está desarrollando para uso comercial ya que los aviones supersónicos aumentarían el rendimiento de las compañías de viajes aéreos al tiempo que ofrecen un tiempo de viaje más corto para los pasajeros. X-59 fue diseñado desde cero para reducir el volumen de las explosiones sonoras, y cuando atraviese un área, la gente escuchará un ruido apagado.

El Concorde, que hacia el viaje entre Nueva York y londres en menos de tres horas, era un avión de pasajeros supersónico propulsado por turborreactor que fue empleado por British Airways y Air France durante 27 años hasta el retiro de la flota en 2003.

Aquel tipo de avión fue desarrollado conjuntamente por los franceses y los británicos en virtud de un tratado, y se ensamblaron 20 unidades, siendo seis prototipos. La iniciativa se vio afectada por una gran cantidad de excesos y demoras. El costo del programa aumentó a un alto ritmo durante el desarrollo.

Si bien el Concorde fue bastante rápido, el costo de fabricación fue altamente prohibitivo, y solo 14 aviones fueron operados comercialmente. Otro problema surgió del hecho de que los aviones se limitaban a las rutas de cruce del océano ya que el intenso auge sónico perturbaba a las personas que vivían en áreas pobladas.

A pesar del bajo número de aviones disponibles, Air France y British Airways lograron rentabilizarlos, ya que los costosos boletos acompañaron la impresionante velocidad de viaje. Pudieron llegar a la mayoría de los destinos en la mitad del tiempo requerido por los aviones regulares.

Cuando el X-59 esté listo para el vuelo, se enfrentará a una batería de pruebas ya que la NASA quiere determinar si se puede operar de manera segura comercialmente.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here