Dagoberto Tejeda Ortiz detalla los resultados de su investigación sobre la canción contestataria dominicana.

SD. Relegada a términos etiquetantes y utilitarios como el simplista y concepto reduccionista de “canción protesta”, o el equívoco “Nueva canción”, la creación musical dominicana de compromiso con la realidad, tiene un trayecto que ha sido deliberadamente invisibilizado para los fines de mercado e imagen y que ahora recibe su más importante reconocimiento, tras la presentación del estudio Música Popular e Identidad Nacional, del maestro de la sociología y principal investigador folclórico del país, Dagoberto Tejeda Ortiz.

El marco no pudo ser mas emotivo. En la mesa principal tres vicerectores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, el gestor cultural y dirigente izquierdista Rafael Chaljub Mejía (prologuista) y una escritora y cronista de arte popular (una tal Marivell Contreras), presentadora, que expuso el contenido del volumen rítmicamente ilustrada con doce fragmentos de las piezas mas representativas de la música de realidad y compromiso social: Los Kenton (La política compai) Cuco Valoy (Paginas gloriosas de mi patria) , Wilfrido Vargas (El funcionario) y Juan Luis Guerra (El costo de la vida).

El libro es una recuperación y una joya de datos, con dos fallas: le falta un disco compacto con una muestra audible de las piezas citadas y estará incompleto si alguien no lo toma de base para realizar un documental panorámico del tema, dado que es la perspectiva más amplia y detallada de este fenómeno artístico popular.

La investigación abarca desde los taínos y su “Aya bomba, ya bombay…” hasta Convite, 7 días con el Pueblo, Luis Díaz, Johnny Ventura, Claudio Cohen, Sonia Silvestre (que si bien no escribía textos, es una figura fundamental para llevar al público una parte de las piezas sociales más determinantes) Manuel Jiménez, Roldan Mármol, Cuco Valoy, Juan Luis Guerra y Xiomara Fortuna.

De entre todos los artistas cultures de esta expresión social, Roldán y Xiomara Fortuna fueron los únicos presentes. Se les tributó el más extendido aplauso de la noche, solo superado por los seis minutos que duró el ofrecido al autor al inicio de su intervención central y que le hizo bajar la cabeza y disimular unas lágrimas necesarias para un momento así.

Un público ávido de los resultados de la investigación llenó completamente la sala de conferencias del Archivo, incluyendo profesores universitarios y estudiantes de post grado del diplomado que desarrolla el Archivo. También estuvo presente la presidenta de Acroarte, Emelyn Balderas.

Los artistas son representados por caricaturas, una decisión editorial que no compartimos. No están mal como ideografía, pero teniendo en cuenta el carácter histórico del libro, debieron ser fotos para dejar a la posteridad la imagen real de esos talentos.

El libro, auspiciado por el Instituto Dominicano de Aviación Civil, constituye uno de los acontecimientos literarios de este año y que presenta una trayectoria extendida que abarca el papel de la música popular en la colonización, la época de la independencia, anexión y restauración, la primera ocupación norteamericana, durante la dictadura trujillista (a la que se les escapó de su censura sobre todo merengues típicos que denunciaron el oprobio y la represión), la segunda intervención norteamericana, la guerra y las post guerra de Abril 1965, Ramon Leonardo y 7 días con el Pueblo.

Además incluye: la represión cultural durante los 12 años de Joaquín Balaguer, Xiomara Fortuna, Roldan Mármol, Juan Luis Guerra, la décima transformada en canción, Luis Díaz, Manuel Jiménez, Víctor Víctor, Wilfrido Vargas y Johnny Ventura, Cuco Valoy, la nueva canción en rock, la nueva canción en bachata y Sonia Silvestre.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here