Gato

El periodico La Razón de España, acaba de publicar un muy instructivo artículo donde su autora, Eva San Martín, se refiere a la edad de los gatos y los cuidados que se deben tener con ellos.

Algo de suma importancia que hay que conocer, para asombro de los que no lo saben, es que los gatos «son absolutamente brillantes cuando se trata de ocultar su dolor, una enfermedad o cualquier síntoma de estrés felino que pueda delatar que no se encuentran bien». Por tanto hay que estar atentos al comportamiento de los felinos.

Menciona como señales de que algo no anda bien cuando detectamos «la pérdida repentina de peso, una merma de apetito o cambio en el consumo de agua, falta de ganas de jugar, alteraciones de sus hábitos de sueño, así como en el modo o frecuencia de sus interacciones con nosotros», si bien sus necesidades cambian de acuerdo a su edad.

Edad gatuna, edad humana

La autora del artículo plantea que estas son las seis etapas de la vida felina y su equivalente en edad humana, según el consenso de los veterinarios.

1. Gato cachorro: de cero a seis meses

0-1 meses (gato): 0-1 años (humano)
2 meses: 2 años
3 meses: 4 años
4 meses: 6 años
5 meses: 8 años
6 meses: 10 años

2. Gato adolescente: de siete meses a dos años

7 meses (gato): 12 años (humano)
12 meses: 15 años
18 meses: 21 años
2 años: 24 años

3. Gato adulto: de tres a seis años.

3 años (gato): 28 años (humano)
4 años: 32 años
5 años: 36 años
6 años: 40 años

4. Gato maduro: de siete a diez años

7 años (gato): 44 años (humano)
8 años: 48 años
9 años: 52 años
10 años: 56 años

5. Gato mayor: de 11 a 14 años

11 años (gato): 60 años (humano)
12 años: 64 años
13 años: 68 años
14 años: 72 años

6. Gato anciano: 15 años o más

15 años (gato): 76 años (humano)
16 años: 80 años
17 años: 84 años
18 años: 88 años
19 años: 92 años
20 años: 96 años (aquí cabría ya hablar de gatos súper ancianos)
21 años: 100 años
22 años: 104 años
23 años: 108 años
24 años: 112 años
25 años: 116 años

Y resume de esta manera: conocer su edad humana y utilizarla para vigilar su salud de cerca resulta tan sencillo como aplicar esta tabla. Y puede suponer una diferencia enorme para nuestros gatos. (Cortesía de larazon.es)

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here