Marianela Boán, en el lobby del Teatro Falla, cuando el ensayo (Foto tomada de Facebook)

CADIZ. La Compañía Nacional de Danza Contemporánea de República Dominicana, dirigida por la maestra Marianela Boán, acaba de presentarse con rotundo éxito en el Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz 2018.

La obra que llevó la compañía es Defilló, una creación de Boán, que ha recibido elogiosas críticas anteriormente tanto en La Habana como en República Dominicana.

El Diario Bahía de Cádiz, bajo la firma De Francisco Mesa, ha visto la puesta en escena de esta manera:

“Defilló es un espectáculo de la Compañía Nacional de Danza Contemporánea del Ministerio de Cultura de la República Dominicana que sumerge su inspiración en parte de la obra de Fernando Peña Defilló. En particular, las pinturas datan de la década del 90 y en los compases iniciales se proyectan en una original pantalla. La coreógrafa Marianela Boán configura con ellas un espectáculo estructurado en “cuadros-temas”, con el sentido de fragmentación-completitud que todo patchwork inspira en el espectador.

La traducción escénica de esas pinturas en Defilló mantiene el tratamiento elegante y refinado que el pintor dominicano aporta a sus cuadros en general, especialmente a los cuadros inspiradores del espectáculo. Los elegidos son pinturas de varios modelos asociativos de personas, desde la figura en solitario de una mujer, como en A.M. en la montaña, hasta el grupo conformado por las parejas de Bolero.

De Peña Defilló se ha dicho que es un alquimista en busca de lo absoluto, y se ha resaltado la connotación espiritual de sus pinturas, incluso en situaciones cotidianas, potenciada en estos cuadros por la verticalidad y linealidad ascendente de sus motivos pictóricos. En los cuadros aportados se observa una predominancia de la pareja en las composiciones, indudablemente un importante elemento de utilidad coreográfica, que se aprovecha al máximo. Anotemos también que ni siquiera el movimiento de danza transcrito en Bolero sea capaz de romper la sensación de estatismo y permanencia de las pinturas de Defilló. Por eso, se agradece que la dramaturgia imitativa no se limite a transferir la gracia y cromatismo de la pintura de Defilló, sino añadirles la delectación estética de unas pinturas en movimiento en las composiciones dancísticas. Son creaciones dinámicas, vivas, luminosas, en continua revisión de un instante congelado en óleo. Sus composiciones fugaces y enriquecedoras de perspectivas son un lindo homenaje a Fernando Peña Defilló.

En la performance, destacamos el dúo sobre Confesor y Secundina y la dúctil maleabilidad transformativa y la gracia en las transiciones de las coreografías grupales asociadas a las pinturas Anima mundi y Fortuna.

No obstante, nos parece excesivo el énfasis dado al cuadro-tema inspirado en Arráncame la vida, un estudio en óleo del desnudo humano. Indudablemente, Arráncame la vida resulta un número central en Defilló, y la pareja de bailarines ejecuta un cuadro-tema de gran impacto visual y con unas bellísimas composiciones balanceadas en un trapecio convertido en espacio amoroso. El público queda cautivado en este cuadro-tema por la sensualidad de las asociaciones hombre-mujer y el poder controlado transmitido en la ejecución de la pieza, pero las limitaciones evolutivas en el balancín se apartan un poco del concepto danza. El agradable y hermoso espectáculo se remata con un delicado y simpático plano al modo de Los Hermanos, en el que destaca un exuberante centro floral que es el centro focal de las parejas que se disponen alrededor. DIARIO Bahía de Cádiz”.

FICHA DEL ESPECTÁCULO:

Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz 2018
‘Defilló’. Compañía Nacional de Danza de República Dominicana.
Dirección general y dramaturgia: Marianela Boán / Coreografía: Marianela Boán / Bailarines: Daymé del Toro, Patricia Ortega, Mildred Rubirosa, Erick Roque, Hendel Herrera, Jonás Alberto Padilla.

Esperamos tu comentario

Notas de las mejores agencias de noticias internacionales.