Dicen burbujas y pensamos en Champagne. Pero, no todas esas sensuales burbujas vienen de Champagne. Existe además el Cava de España, el Cremánt de Francia, los Sparkling Wines de California, Argentina y el resto del mundo, el Franciacorta, el Lambrusco y el sensual Prosecco, estos tres de Italia.

La tradición del Prosecco no es tan nueva, ni tan “simple” como pensarías, data de los años 1500. Incluso una de las casas productoras más prestigiosas en Italia, comenzó en el 1700.

El Prosecco está protegido en las regiones de producción de Veneto y en Friuli Venezia (al norte). Y se elabora con la uva Glera.

En términos generales, buscamos que un Prosecco sea ligero, aromático y refrescante. En aroma y en boca son menos complejos y más florales, pues no se elaboran con el Método Tradicional de Champagne. Se usa el Método Charmat o Tanque, el cual es más simple, rápido y por eso, entre otras razones, es menos costoso.

Perfecto con queso Parmigiano-Reggiano, Brie y Camembert. También carnes curadas, frutas, en un brunch y con platos italianos y asiáticos. Su nivel de calidad lo indica la etiqueta: Prosecco, Prosecco Superiore, Prosecco di Conegliano e Valdobbiadene y Cartizze, uno de mis favoritos.

Podrán verse todos iguales pero no lo son y para ello debes de leer bien la etiqueta y asegurar que viene de una zona protegida. La etiqueta debe decir: DOC o DOCG.

Zona de Cartizze, en Italia

Así que depende de con quién compartes tu noche de San Valentín, tienes varias opciones, por ejemplo, si tu noche será en familia, con amigos, un nuevo enamorado o tu pareja de muchos años. La bodega Mionetto por ejemplo, tiene todas las opciones para esa noche especial: Mionetto Prosecco DOC, Mionetto Prosecco Treviso DOC, Mionetto Prosecco DOC Prestige Brut y uno de mis favoritos en casa: Mionetto Luxury Cartizze DOCG. Un Prosecco elegante, más complejo, pero delicado y muy seductor. Tiene notas de manzana, pera, cítricos y almendras glaseadas, ¡perfecto para impresionar! Es de producción limitada, pues la zona de Cartizze es muy pequeña. Pero el amor lo puede todo, busca en la internet y lo consigues.

El Prosecco se toma joven y frío. Llévalo a la nevera unas horas antes de disfrutarlo. No mejora con los años, así que no tardes en abrirlo. Desde $14 hasta los $45, encuentras todos los estilos de Prosecco. Y recuerda, si no dice Prosecco DOC o DOCG, no es Prosecco.

¡Qué viva el amor y la magia del Prosecco!

Esperamos tu comentario