El director ruso Andrei Konchalovsky, de 82 años de edad, estrena este viernes el largometraje de ficción Il Peccato (El Pecado), una coproducción ruso italiana con producción general de Alisher Usmanov.

El guión del filme, basado en la vida de uno de los más grandes artistas universales de todos los tiempos Michelangelo Buonarroti, se debe a Elena Keselova y al propio Konchalovsky, con Alberto Testen en el protagónico como Michelangelo o Miguel Angel, como se le conoce al genial artista en idioma español.

La música corre a cargo de Eduard Artemev y la dirección de fotografía es de Alexander Simonov. De hecho, según el trailer y las fotos fijas, así como la iluminación fundamental en este tipo de trabajo de época, cada plano ha sido diseñado como un lienzo renacentista con vida en la pantalla.

La película ruso-italiana «Il Peccato» cuenta la historia del famoso escultor Miguel Ángel. La película se ajusta a la historia de varios años claves de la vida del gran artista, cuando creó una de sus principales obras: la pintura de la Capilla Sixtina y una escultura de David. El elenco del filme está repleto de nombres italianos, pero uno de los papeles principales fue interpretado por la esposa de Konchalovsky, de 46 años, Yulia Vysotskaya, a quien a menudo elimina en sus obras.

Siberiada y otras clásicas soviéticas

Al talento del reconocido director ruso que estudiara cine con Mijail Romm, se deben filmes clásicos de la era soviética como Siberiada, Romanza de los enamorados, El primer maestro.

Siendo estudiante del VGIK (Vsezoyuisnyie Gozudarstvenny Institut Kino o Instituto estatal Soviético de Cine), conoció a Andrei Tarkovsky, y ambos colaboraron en La infancia de Iván (1962) y en Andrei Rublev. Para su primer largometraje El primer maestro (1965), eligió el libro de Chinguiz Aitmatov sobre el período de la Revolución posterior a 1917 en el sur de Rusia.

Su próxima película La historia de Assia Klachina, que amó pero no quiso casarse (1966), no se estrenó hasta una década más tarde porque no cumplió con los estrictos requisitos de la censura rusa de la época. Dvoryanskoe gnezdo (1969) – un estudio de la aristocracia del siglo XIX fue elogiado por su belleza visual, y críticada por los modales burgueses. El poderoso Tío Vania (1970) es considerada por muchas personas como una de las mejores películas en el idioma ruso. Siberiada (1979), una historia dramática y realista de la vida de la gente de Siberia, fue aclamada internacionalmente y llamó la atención de Konchalovsky sobre los productores estadounidenses y europeos. Desde entonces, su carrera ha sido internacional, de hecho siendo hijo de Serguey Mijalkov, autor del himno de la Unión Soviética, se fue a vivir a Europa y Estados Unidos, lo cual para muchos fue visto como una traición.

Las películas en inglés Los amantes de María (1984), El tren del infierno (1985), Ansias de vivir (1986) (elogiado por la brillante actuación de Max von Sydow) y la galardonada Homer y Eddie (1989) protagonizada por Whoopi Goldberg, así como Tango y Cahsh (1989) le dieron fijador como director de raza mundial.

De nuevo en Rusia

A principios de la década de 1990, regresó a Rusia y dirigió varias producciones teatrales, especialmente «La gaviota» de Chekhov y «Miss Julie» de August Strindberg. Actualmente residente en Moscú, Konchalovsky a veces hace pequeñas excursiones a Hollywood para realizar producciones televisivas convencionales como La odisea (1997) y El león en invierno (2003), ganadora de un Emmy, en la que Glenn Close ofreció una actuación galardonada. Su coproducción ruso-francesa Dom durakov (Casa de locos) (2002), una historia ambientada en un manicomio que se encuentra en la frontera entre Rusia y Chechenya durante la guerra en Chechenya, fue recibida calurosamente en Europa y ganó un premio en el Festival de Cine de Venecia del 2002.

Al comienzo de su carrera fue acreditado como Mikhalkov-Konchalovsky. Más tarde, adoptó el apellido de soltera de su madre para distinguirse de su hermano menor, Nikita Mikhalkov, quien se estaba convirtiendo rápidamente en un famoso cineasta. Su largometraje El cartero de las noches blancas (2014), filmado digitalmente en Rusia, Andrey Konchalovsky ganó el premio al Mejor director en el Festival Internacional de Cine de Venecia’ en 2014. En 2014 también estrenó el documental La batalla por Ucrania. En el 2016 dirigió Paraíso, y tiene previsto estrenar en el 2020 el filme Queridos camaradas, basada en hechos reales, sobre el levantamiento que hubo en Novocherkassk en 1962. Esta película será protagonizada por su esposa Yulia Vysotskaya, quien es natural de esa ciudad.

Acumula 36 créditos como guionista, 29 como director, 12 como productor y 5 como actor, entre otros.

Esperamos tu comentario