(Las fotografías utilizadas son capturas de pantalla de videos colgados en Youtube)

El ex oficial de policía de Minneapolis Derek Chauvin fue declarado culpable de asesinato no intencional en segundo grado, asesinato en tercer grado y homicidio en segundo grado por la muerte de George Floyd en el Memorial Day. Chauvin fue detenido inmediatamente después de que el jurado anunciara su veredicto el martes por la tarde, y será sentenciado en las próximas semanas, dicen medios estadounidenses.

Los veredictos llegaron al día siguiente de que concluyeran los argumentos finales en el juicio celebrado a lo largo de tres semanas. El lunes, los equipos de acusación y defensa presentaron casi seis horas de argumentos finales que se centraron en puntos de vista muy diferentes sobre las circunstancias que llevaron a la muerte de Floyd en mayo, en las afueras de Cup Foods en Minneapolis.

El alcalde de esa ciudad, Jacob Frey, y el gobernador de Minnesota, Tim Walz, dijeron este martes que el veredicto de culpabilidad en el juicio de Chauvin era un «importante paso adelante» necesario en el impulso por la justicia racial, pero que la ciudad y el estado aún tienen un largo camino por recorrer.

“Este veredicto de asesinato no cambiará el hecho de que la familia de George Floyd ha quedado incompleta. No deshará el daño a la comunidad, no restaurará el potencial y la promesa de su vida, ni devolverá a un niño a su padre», dijo Frey (D) en un comunicado de prensa. «Pero la decisión marca un paso importante en nuestra búsqueda de la justicia racial en Minneapolis, un paso importante en un viaje mucho más largo», agregó.

Por su parte Walz (D) se hizo eco de esos sentimientos en un comunicado de prensa separado, diciendo que «la rendición de cuentas en la sala del tribunal es solo el primer paso».

«Demasiadas personas negras han perdido, y siguen perdiendo, sus vidas a manos de las fuerzas del orden en nuestro estado. Nuestras comunidades de color no pueden seguir así. Nuestros policías no pueden seguir así. Nuestro estado simplemente no puede seguir así. Y la única forma en que cambiará es a través de una reforma sistémica», expresó.

Dereck escuchando el veredicto
George Floyd y el entonces policía Chauvin
Multitud esperando el veredicto
Homenaje fuera del restaurante donde murió George Floyd

Más de un centenar de personas se reunieron en Cup Foods, a cuyas afueras murió asesinado el hombre negro que desató una ola de indignación y furia que trajo como consecuencias pérdidas millonarias en la economía del país y enfrentamientos en las calles, entre otras reacciones. «¡Culpable del primer cargo!» gritó una voz, lo que provocó vítores de la multitud. Los vítores se intensificaron a medida que cada cargo llegaba con un veredicto de culpabilidad, mientras la gente gritaba de alegría y se abrazaban con lágrimas en los ojos.

Shawn Mayes, una minnesotana negra de cuarta generación, cerró los ojos como para rezar y levantó ambas manos. «Oh, mi Señor -dijo con voz temblorosa- siento que puedo respirar». «Esto prueba que la ciudad de Minneapolis, la gente del condado de Hennepin, ve a los negros como seres humanos que tienen derecho a vivir».

Mayes, de 48 años, dijo que el jurado vio que Floyd fue asesinado, «lo entendieron», dijo. «Esto cambia todo”, dijo. “Ahora avanzaremos y haremos cambios. Acudiremos a nuestros senadores, a nuestra gente del Congreso, y haremos cambios”, manifestó esperanzada.

Decenas de personas se mantenían afuera del lugar, en el sitio exacto donde Floyd perdió la vida, en el exacto sitio habían flores y carteles que pedían justicia.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here