SD. Una joven cantante de ópera logró en Estados Unidos que la exoneraran de ser juez en una corte, haciendo lo que sabe hacer… cantando ópera.

La joven que lleva por nombre Amanda, logró rehuirle a esta dura labor social que deben realizar a veces en Estados Unidos, ser parte del jurado que condena a alguien por delinquir.

«Cuando me senté le dije de una vez: «Su Señoría, no puedo ser jurado en un caso de dos semanas porque soy cantante de ópera y debo ensayar» y me contestó: Ohh, ¿cantante de ópera? A ver cántese algo para ver sin es verdad. Y lo hice, en la Corte Federal de Justicia, al frente de un jurado de 75 jueces, los abogados, y del DEFENDIDO, canté O mio babbino caro!

Y el juez me excusó». Expuso la joven cantante operática en las redes sociales.

Todo el mundo odia y trata de evitar el servicio de jurado por múltiples razones. A lo largo de los años, muchos han dado consejos y trucos sobre cómo evitar pasar un par de semanas de su vida con un grupo de desconocidos mientras trata de encontrar al «culpable».

Amanda recibió mucha atención en línea después de compartir su historia… y más seguidores.

Como la joven no puso el video suyo cantando, aquí un ejemplo de O mío babuino caro, en la voz de la recién desaparecida diva del bell canto, la española Monserrat Caballé.

O mio bambino caro (Oh mi padre querido) es un aria de de la ópera Gianni Schicchi (1918), de Giacomo Puccini, quien compuso la música, con letra de Giovacchino Forzano. La canta el personaje «Lauretta», después de que los tira y jalas entre Schicchi y sus futuros suegros, a tal punto que llegan a un chin de la ruptura que amenaza con separarla de Rinuccio, el joven amado.

Entre las sopranos y mezzosopranos más famosas que han interpretado este aria, se encuentran, además de la Caballé, ese mito llamado Maria Callas, Anna Netrebko, Inva Mula, Victoria de los Ángeles, Elisabeth Schwarzkopf, Sarah Brightman, Renée Fleming, Renata Tebaldi, entre otras grandes, y ahora también la joven millennial Amanda.

Esperamos tu comentario