SD. José Feliciano es uno de los artistas que más música ha aportado a las fiestas de fin de año, con su Feliz Navidad, grabada hace más de 40 años.

Se trata de un tema alegre, lleno de frescura y de gozo, donde el cantautor manifiesta sus deseos para todos en tiempos de Navidad.

La canción del cantautor puertorriqueño de 72 años, natural de Lares y radicado en Estados Unidos, ha sido versionada por Jon Secada, David Crowder Band, Clay Walker, Jaci Velasquez y Celine Dion, pero también por Manny Manuel junto a Mozart La Para, entre otros.

La más reciente versión parece haber sido la que hizo con el niño FaWijo en el 2016, grabada en Austria, que alcanzó más de 6 millones de vistas. Aunque la versión del 23 de diciembre del 2006 acumula más de 36 millones de vistas.

Feliz Navidad es, sin dudas, una de las más emblemáticas canciones tocadas en la radio hispana en Estados Unidos, según dijeron en su momento los representantes del artista.

La Navidad con Silvio

Lo que conocen pocos, porque apenas ha alcanzado 36 mil vistas, es la otra cara de la moneda. Una canción absolutamente diferente sobre la Navidad que el autor de Me has echado al olvido, grabó junto a uno de los principales pilares dela Nueva Trova cubana.

Se trata de Canción de Navidad, incluida en el 5to track del disco Rodríguez, que grabó ese año junto al cantautor cubano Silvio Rodríguez. También grabó, por su parte Venga la esperanza, de Silvio Rodríguez en una versión bastante aceptable.

La canción grabada a duo provocó la posibilidad de que Feliciano viajara a Cuba ese año. El acercamiento con el entorno de José Feliciano se hizo desde la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y fue seguido por el entonces vicepresidente primero, el compositor, músico y musicólogo José Loyola y por quien escribe estas líneas, en calidad de director de Promoción, Eventos y Relaciones Públicas.

Se hicieron las coordinaciones correspondientes para conseguir -en medio de lo más álgido del Período Especial- tabloncillo para cubrir el diamante del campo de pelota del estadio Latinoamericano de La Habana, se había conseguido estadía en el Hotel Nacional y hasta un auto Mercedes Benz negro para sus traslados dentro de Cuba.

Se habló incluso, como parte de los intereses de la producción, importar temporalmente de México un zepelín, en tiempos en que no existían los drones, para hacer tomas aéreas del espectáculo.

Una tarde se rompió abruptamente la posibilidad del esperado concierto que iba a ser una gran sorpresa para el pueblo de Cuba. La noticia ya había comenzado a sonar en Estados Unidos, y enseguida en Miami comenzaron a protestar por lo que se consideraba una concesión. Incluso llegaron amenazas a su casa en Los Ángeles de que le iban a poner una bomba. El representante de Feliciano y los dos principales organizadores del evento nos encontrábamos reunido, hablando sobre este particular cuando de pronto sonó el teléfono en la oficina. Pedro Margolles, quien a la sazón era director de la Agencia Prensa Latina, dijo que estaba enviando un cable que acaba de entrar con un mensajero.

A los pocos minutos teníamos el cable en las manos donde José Feliciano declinaba el viaje a Cuba, porque no podía traicionar a su público cubano de Miami que tanto lo había apoyado.

La canción grabada a dúo con Silvio habla desde otro punto de vista de la Navidad, es una canción que habla de “los que piden vida en los portales”, donde hay quienes no saben lo que es brindar. Es una canción que “no es del cielo, las estrellas, la luna”, que la entrega a quien “no tiene ninguna”.

La canción es esta:

CANCION DE NAVIDAD

Autor: Silvio Rodríguez

SILVIO
“El fin de año huele a compras,
enhorabuenas y postales
con votos de renovación.
Y yo que se del otro mundo
que pide vida en los portales
le voy hacer una canción”.

FELICIANO
“La gente luce estar de acuerdo,
maravillosamente todo,
parece afin al celebrar.
Unos festejan sus millones,
otros la camisita limpia,
y hay quien no sabe que es brindar”.

A DUO
“Mi cancion no es del cielo,
Las estrellas, la luna.
Porque a ti te la entrego,
Que no tienes ninguna.

“Mi cancion no es tan solo
de quien pueda escucharla,
porque a veces el sordo,
lleva más para amarla”.

FELICIANO
“Tener no es signo de malvado,
y no tener tampoco es prueba,
que te acompañe la virtud”.

SILVIO
“Pero el que nace bien parado,
en procurarse lo que anhela,
no tiene que invertir salud”.

SILVIO
Por eso canto al que no escucha,
al que lo dejan escucharme,
al que ya nunca me escucho.

FELICIANO
Al que en su cotidiana lucha,
SILVIO
me da razones para amarle.
A DUO
a aquel que nadie le canto.

A DUO
“Mi cancion no es del cielo,
Las estrellas, la luna.
Porque a ti te la entrego,
Que no tienes ninguna.

SILVIO
“Mi canción no es tan solo
FELICIANO
de quien pueda escucharla,
SILVIO
porque a veces el sordo,
FELICIANO
lleva más para amarla”.

“Mi canción no es del cielo,
Las estrellas, la luna.
Porque a ti te la entrego,
Que no tienes ninguna.

“Mi canción no es tan solo
de quien pueda escucharla,
porque a veces el sordo,
lleva más para amarla”.

CORO INFANTIL
“Mi canción no es del cielo,
Las estrellas, la luna.
Porque a ti te la entrego,
Que no tienes ninguna.
“Mi canción no es tan solo
de quien pueda escucharla,
porque a veces el sordo,
lleva más para amarla”.

 

José Feliciano estuvo prohibido en Cuba

Durante años, José Feliciano estuvo prohibido en Cuba, por allá por los años 70. Se decía, de manera no oficial, que era por su apoyo a la presencia de las tropas americanas en Viet Nam.

En una fiesta de quince de una novia por aquellos años de quien suscribe, el padre de ella, advirtió ante la fiesta, que no se iba a poner música del puertorriqueño ciehgo, por su apoyo a la invasión norteamericana en Viet Nam. Pasadas las 11:00 de la noche, y pasados varios vasos de ron, subrepticiamente, colocamos el disco de José Feliciano, con aquel bolerazo de La Copa Rota. Alfredo, que ese era el nombre del suegro, pegado a la suegra, bailando el tema comentó, “oye que rico está ese bolero”. La quinceañera le dijo que ese era José Feliciano. A lo que enseguida medio asustado, espetó, “ah pues bájale el volumen un poco, pero no lo quites, que canta muy bien”.

José Feliciano y Alfonso Quiñones en el Centro León, de Santiago en el 2009 (Foto: colección personal de Alfonso Quiñones)

Con el paso de los años tuve la oportunidad de entrevistar a José Feliciano más de una vez, y en el programa Confabulaciones le conté la anécdota de lo ocurrido allá por el año 1977, en La Habana.

El artista lamentó que eso hubiese ocurrido con él en Cuba, porque según confesó, nunca había apoyado la presencia de las tropas norteamericanas en Viet Nam. Es más, se oponía radicalmente a aquello y adujo que allí murieron personas que conocía de Puerto Rico.

En el 2012, según se supo, nuevamente José Feliciano externó su deseo de presentarse en La Habana. Pero tampoco fue posible. Se desconocen las causas.

En abril de este 2018 que ya está diciendo adiós, José Feliciano cumplió 50 años de vida artística.

Sigue sin presentarse en Cuba.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones