El cantautor José Antonio Rodríguez, ya no en calidad de embajador, sino de representante de República Dominicana ante la Unesco -hasta que se produzca su reemplazo por el escritor Andrés L. Mateo, designado embajador ante la Unesco por el Presidente Luis Abinader-, participó este miércoles 9 de septiembre ante la Asamblea de Patrimonio que se realiza en la sede de ese alto organismo de la ONU, y pidió encarecidamente buscar un protocolo hacia la posibilidad de trabajo de los artistas.

Es la primera vez que en ese foro se alza la voz por los artistas, y el autor de Como un bolero ha apelado a la sensibilidad de la Unesco -«la Unesco somos nosotros mismos»- para pedir urgentemente medidas que ayuden a paliar la situación de la clase artística en todo el mundo.

«Permítanme quitarme el traje diplomático y colocarme el traje de artista -pidió- para como artista hablarles y pedir de su atención», inició su breve discurso ante los embajadores y funcionarios de la organización.

«El sector de la Cultura ha sido y sigue siendo el más golpeado en este paréntesis de vida a la que hemos denominado pandemia. Fue el primer sector al que le pusimos mascarillas y junto a ellas les cerramos las puertas a los lugares donde la cultura tiene su forma y su fondo», expuso.

Se refirió a los aplausos, los likes y los replays recibidos por «nuestros hacedores de arte y cuidadores de almas» desde el confinamiento con las innovadoras experiencias de creación artística y de performances que han unido muchas veces decenas de músicos, o de bailarines, o actores de distintos países gracias a la tecnología, a las cuales llamó «desesperadas formas de mostrar el arte que nunca se ha detenido», señaló.

Entonces fue que expuso su solicitud: «Le pedimos a la Unesco que reaccione con algo más que poner en evidencia las necesidades del sector cultural. Y yo me pregunto, ¿acaso no somos los aquí presentes la Unesco? ¿No somos nosotros los que en lugar de hacer visible sus necesidades, deberíamos proponer soluciones que vayan acordes con la situación mundial?», se preguntó.

Vea el discurso completo aquí:

 

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here