Retrato de familia, todos los involucrados en la puesta en escena (Foto servida)

El 12 de octubre de 1971, hace 48 años, cuando se estrenó la opera rock Jesucristo Súperstar, con música de Andrew Lloyd Webber y letras de Tim Rice, hacía apenas nueve meses que se había inaugurado la Basílica de Nuestra Señora de la Altagracia, en Higüey; por tercera ocasión una nave alunizaba en el satélite natural de la Tierra y el aparato y sus ocupantes regresaban a casa a bordo de la cápsula de aterrizaje del Apolo 14; la Guerra de Viet Nam estaba en sus momentos más álgidos, pues Viet Nam del Sur con Estados Unidos, invadió Laos; en Chile, Salvador Allende nacionalizó la banca privada; la dictadura de Franco sancionó en España al cineasta Juan Antonio Bardem; en Estados Unidos, el 9 de marzo Charles Manson, asesino de la esposa de Roman Polanski, fue condenado a la pena de muerte pero le fue conmutada por cadena perpetua; en Haití murió Papa Doc y le sucedió, con apenas 19 años el hijo Bebe Doc, Jean Claude Duvalier. En México se transmitió el primer sketch del Chavo del Ocho dentro del programa humorístico de Chespirito; así mismo murieron tres cosmonautas soviéticos asfixiados en el espacio, media hora antes de aterrizar la nave Zoyus 11 en Kazajastán. En Francia falleció Jim Morrison, y John Lennon lanzó en Estados Unidos una de las canciones más icónicas de todos los tiempos, Imagine. Walt Disney World Resort abrió sus puertas en Orlando y días después del estreno de Jesucristo Superstar, Pablo Neruda recibía el Premio Nobel de Literatura.

De entonces acá ha llovido mucho, y Jesucristo Superstar tuvo también su momento en la escena dominicana.

Ahora regresa en un musical pero -según dicen sus productores- de una manera absolutamente novedosa, los días 26, 27 y 28 de julio, bajo la producción de Amaury Sánchez y la dirección general de Waddys Jaquez, en la Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional Eduardo Brito.

La obra que recorrerá la vida y pasión del Señor, “Es una puesta en escena totalmente novedosa, en donde vamos a ver a los personajes adaptados a nuestro tiempo, tenemos un gran elenco, en escena somos más de 60 personas, vamos a tener a los músicos sobre el escenario y un montaje de escena totalmente diferente”, adelantó Amaury Sánchez.

Carlos Alfredo Fatule, uno de los grandes valores de la escena dominicana de todos los tiempos (Foto servida)
Wadys Jáquez, el más arriesgado de los directores teatrales dominicanos (Foto servida)

La obra, que marca el regreso -al menos temporal- de Carlos Alfredo Fatule a la escena nacional, se adentra según un comunicado, en la psicología de Jesús y el resto de personajes desde el punto de vista de su discípulo Judas Iscariote, quien es retratado como una figura trágica descontenta con la dirección que ha tomado la doctrina de su maestro, y plantea un enfrentamiento político y personal entre los dos que no está reflejado en la Biblia.

El hecho de poner esta obra con los elementos renovados, en manos de Waddys Jáquez es de las cosas más acertadas que pueda haber hecho Amaury Sánchez como productor, toda vez que Jáquez es quizás el más arriesgado y valiente de los directores teatrales dominicanos.

“Esta es una versión contemporánea no solo desde su estructura como pieza teatral, sino también autodidáctica y desde todos los ángulos, estamos haciendo esta historia de nuevo, pero para podérselo platicar a todas las generaciones de gente que no necesariamente conoce este musical, pero que si conoce el mensaje que esconde que es la pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo”, aseguró el director general Waddys Jaquez en el comunicado.

Jesús estará representado por Javier Grullón, JJ Sánchez será Judas, Carolina Rivas estará en el rol de María Magdalena, Carlos Alfredo Fatule interpretará a Pilato, José “Checho” Lora representará el papel de Caifás, Kenny Grullón como Herodes y Luis Armando Rivera dará vida a Pedro, el séquito de sumos sacerdotes está compuesto por Alejandro Guerrero, Edwin Rivera, Pedro Pablo Reyes y Alejandro Espino.

Según Amaury, este musical ha sido adaptado libremente de los Evangelios, el argumento se centra en los últimos siete días de la vida de Jesús de Nazaret, comenzando con los preparativos de su llegada a Jerusalén y finalizando con la crucificción, en esta oportunidad, el maestro la adapta a la época contemporánea.

Las boletas están a la venta en Uepa Tickets, Supermercados Nacional, Jumbo, CCN, Ticket Express, Club de Lectores Listín, AFA Academia, Fundación Sinfonía y boletaría del Teatro Nacional.

Esperamos tu comentario