Cambiar pisos de tierra por pisos de cemento en el sur del país, es al menos una política reivindicativa y un firme paso por salir del subdesarrollo y la pobreza.

Ha sido el director general del Instituto Nacional de la Vivienda (INVI), Carlos Bonilla, quien el pasado viernes encabezó, en las instalaciones del auditórium de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), con sede en la provincia San Juan, el sorteo de obras correspondientes al programa de cambio de pisos de tierra para varias provincias de la región sur del país.

Bonilla dijo que en la ejecución de los planes, específicamente de la provincia, esperan generar un impacto considerable con el mejoramiento de más de cuatro mil viviendas con los programas Dominicana se Reconstruye, el de Cambios de Pisos, así como, con convenios con organizaciones sociales, las cuales impactarán positivamente la economía de zona.

“Nuestro esfuerzo y compromiso son para lograr el bienestar del pueblo dominicano, especialmente de las familias que más lo necesitan” añadió el ingeniero Bonilla.

Carlos Bonilla, director general del INVI

Los sorteos contaron con la participación de más de 4,900 oferentes que resultaron habilitados en el proceso.

La adjudicación, de al menos 37 lotes de obras, contempla una inversión total de más de 500 millones de pesos, los cuales apuntan a mejorar la calidad de vida de los dominicanos, tal y como prometió el Presidente Luis Abinader en su pasado Consejo de Gobierno.

Sobre la obra

La obra tendrá un impacto económico de más 809 millones y se espera que genere alrededor de 585 empleos directos y unos 1173 indirectos.

Las provincias en donde se ejecutarán las obras son Azua, San José de Ocoa, Elías Piña, Bahoruco, Pedernales, Independencia, San Juan y Peravia.

El programa de cambio de piso de tierras por cemento busca fortalecer la política de brindar una vivienda digna para los dominicanos más vulnerables. Asimismo, proyecta un impacto importante en los indicadores sanitarios de las familias de escasos recursos y, de manera especial, en la salud de los niños, en quienes el piso lavable reduce las infecciones y enfermedades respiratorias y diarreicas en más de 78 %, según especialistas de la salud.

La primera etapa del sorteo consistió en la inscripción y recepción de documentos.

Esta fase estuvo a cargo del el coordinador del sorteo, un notario público y un representante del Colegio de Notarios.

El resultado fue revisado, además, por los miembros de la Unidad de Compras y Contrataciones y de la Consultoría Jurídica del INVI.

Para dicho proceso, un equipo -bajo la supervisión del Departamento de Compras y Contrataciones y el coordinador del sorteo- tuvo a su cargo la revisión de los documentos depósitos, cumpliendo así con un proceso totalmente transparente y apegado a la Constitución de la República.

La suscripción del contrato se dará a conocer dentro del plazo de 20 días hábiles, contados a partir de la notificación de adjudicación a los proveedores.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here