Fotografía, cortesía de la revista Science

La terapia celular es un enfoque prometedor para la diabetes, de hecho para muchos es la próxima frontera a traspasar en la medicina. Un colectivo científico acaba de informar a través de la revista Science Translational Medicine Vol. 11, del 23 Oct 2019, la investigación titulada «Un sistema de control genético activado por té verde para tratar la diabetes en ratones y monos».

El equipo está encabezado por Haifeng Ye y compuesto por Jianli Yin, Linfeng Yang, Kaili Dong, Jian Jiang, Shuai Xue, Ying Xu, Xinyi Wang, todos del Laboratorio de Biología Sintética e Ingeniería Biomédica, del Centro de Investigación de Biología Sintética Biomédica, del Laboratorio Clave de Biología Reguladora de Shanghai, y el Instituto de Ciencias Biomédicas y Facultad de Ciencias de la Vida, Universidad Normal de China Oriental, en Shanghai; y Lisha Mou y Ying Lu, de Shenzhen Xenotransplantation Medical de Investigaciones y del centro de Desarrollo de Investigaciones del Instituto de Medicina Traslacional, perteneciente al Segundo Hospital Público de Shenzhen, Primer Hospital Afiliado a la Universidad de Shenzhen, en China.

El resumen da cuenta de cómo el equipo científico desarrolló un elegante sistema de control mediante ingeniería de células para responder al ácido protocatechuico, un metabolito en el té verde.

Según el texto, el ácido protocatecuico ingerido por vía oral regula la glucosa en sangre al desencadenar la secreción de insulina o una pequeña variante del péptido similar al glucagón humano a partir de células de ingeniería implantadas en modelos de ratones y primates no humanos de diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. Este estudio demuestra la versatilidad de la biología sintética para el desarrollo de terapias celulares controladas a distancia para la diabetes.

Tal y como plantea el informe, las terapias basadas en células tienen la limitante de que la traducción de muchas tecnologías prometedoras a la clínica actualmente está limitada por la falta de inductores de control remoto que sean seguros y puedan regularse estrictamente. Aquí, desarrollamos células de ingeniería terapéuticamente activas reguladas por un sistema de control que responde al ácido protocatechuico (PCA), un metabolito que se encuentra en el té verde.

Haifeng Ye ha afirmado que construyeron múltiples tecnologías de control genético que podrían alternar un interruptor de encendido / apagado sensible a PCA basado en un represor transcripcional de Streptomyces coelicolor. «Demostramos que los interruptores controlados por PCA pueden usarse para guiar el control mediado por la expresión de ARN de los sistemas CRISPR-Cas9 para la edición de genes y la remodelación epigenética. Mostramos cómo estas tecnologías podrían usarse como biocomputadoras implantables en ratones vivos para realizar cálculos lógicos complejos que integran señales de múltiples metabolitos alimentarios».

Por último, el equipo utilizó el sistema para tratar la diabetes tipo 1 y tipo 2 en ratones y monos cynomolgus. Este dispositivo transgénico biocompatible y versátil controlado con ácido fenólico alimentario abre oportunidades para intervenciones dinámicas en medicina de precisión basada en genes y células.

Esperamos tu comentario