Pescado con coco, moro de guandules y fritos de platano y buen pan preparados por el chef Carlos Estevez.

Bajo el nombre “Presidium Slow Food Balneario Los Patos” el Clúster de Turismo y Producción de Barahona presentó este proyecto que permitirá proteger los productos, productores, así como procesos de producción tradicionales de la provincia sureña, que podrían estar en peligro de desaparecer o que requieran ser preservados.

Esta iniciativa forma parte de la plataforma internacional “Slow Food Travel”, iniciativa que persigue el desarrollo de una propuesta turística basada en el territorio, la agropecuaria y las tradiciones gastronómicas.

Bebidas sabores ancestrales en el concepto Slow Food, realizado por el chef Carlos Estevez.

“El corazón de los proyectos de Slow Food es la comida tradicional, como se produce, el sistema agroturístico que identifica un territorio permitiendo elevar la calidad de la experiencia turística”, manifestó Elena Nunziatini durante un encuentro con medios de comunicación en la comunidad de Los Patos en la provincia de Barahona.

Elena Nunziatini directora ejecutiva del Clúster Turístico de Barahona

El proyecto permitirá educar al visitante sobre la biodiversidad y la cultura local, así como dar a conocer los elementos de la identidad cultural y la gastronomía a través de la experiencia directa en el territorio. Adicionalmente permite el encadenamiento de las micro, pequeñas y medianas empresas que existen en la provincia a través de los aspectos gastronómicos y turísticos y facilitar la colocación de sus productos en mercados locales e internacionales.

En el caso del “Presidium Slow Food Balneario Los Patos”, Nunziatini explicó que se realizó un primer diagnóstico realizado por el chef e investigador gastronómico dominicano Carlos Estevez.

“En este levantamiento inicial logramos identificar todos los restaurantes y comedores que existen en el municipio, además de identificar la oferta gastronómica, revisar los principales ingredientes usados en los diferentes platos estableciendo si son productos originarios de la zona. Además trabajamos en las inspecciones de las cocinas para verificar los métodos usados así como los equipos e instalaciones existentes y el manejo que le dan a los desperdicios y la manipulación de los alimentos”, enfatizó Estevez.

El chef y asesor gastronómico Carlos Estevez explica en que se basa enfoque Slow Food

Como resultado del primer diagnostico realizado en el municipio de Los Patos se determinó que existe un gran potencial para guiar a los negocios de comida que existen en la zona y convertir este municipio en el primer “Presidium de Slow Food” en el país. Esto basado en que tienen una oferta gastronómica criolla, uniforme, basada en pescados, mariscos y otros productos de la región, así como el manejo de productos frescos.

Dentro de los beneficios que generará el proyecto para el turismo de la provincia se destacan la integración y el fortalecimiento de los negocios de alimentos y bebidas del balneario de Los Patos, así con su cadena de suministro para garantizar el origen con productos de cercanía, de estación y respetuoso con el medio ambiente (ecológicos, biológicos y orgánicos).

Cóctel de mariscos preparado por el Chef Carlos Estevez bajo los estándares de la cocina Slow Food.

A través de los mecanismos que establece la Fundación para la Biodiversidad de Slow Food Org., se podrá trabajar en la capacitación y estandarización de los profesionales y los procesos que se intervienen en el proyecto.

“La comunicación de una historia entrelazada del producto, el proceso y el productor, sirve de modelo e inspiración para promover la sostenibilidad en la región. Además el hecho de promover el sello de certificación de Presidium, tanto a nivel de la región, del país e internacionalmente es una fortaleza complementaria del atractivo turístico que ayudará a mejorar el flujo turístico hacia nuestra provincia”.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here