Un informe de inteligencia desclasificado vincula a la Real Fuerza Aérea Canadiense, NORAD, Transport Canada y los controladores de tráfico aéreo, y es la primera confirmación oficial de que existe un sistema de alerta de ovnis canadiense.

Según el protocolo, se notifica al ejército de Canadá cuando los pilotos detectan ovnis en el espacio aéreo canadiense.

La publicación Vice World News ha hecho público un informe de incidente de aviación, según el cual una tripulación de un vuelo de transporte médico sobre el norte de Manitoba «informó que una luz brillante inexplicable los siguió … a la misma altitud y velocidad» mucho antes del amanecer del 6 de enero de 2019.

Esa mañana, los controladores civiles de tráfico aéreo alertaron al 21 Escuadrón de Advertencia y Control Aeroespacial, una unidad de la Fuerza Aérea de casi 200 efectivos en la base militar CFB North Bay en el noreste de Ontario. La unidad cuenta con aviones de combate CF-18 y una misión para proteger a Canadá bajo NORAD, el pacto conjunto de defensa aérea entre Canadá y Estados Unidos. Luego envió por fax un informe de inteligencia no clasificado a Ottawa.

El informe de inteligencia, obtenido por el medio, a través de una solicitud de acceso a información, es una prueba oficial de que el ejército canadiense está documentando fenómenos aéreos no identificados, un hallazgo significativo que pone a Canadá en línea con otros países. Por ejemplo, la existencia de un programa de rastreo de ovnis en EE. UU. fue revelada en 2017 por el New York Times.

“El documento me confirma que el Gobierno de Canadá, la Real Fuerza Aérea Canadiense (RCAF) y aparentemente NORAD tienen un proceso para informar sobre avistamientos de objetos voladores identificados y no identificados”, dijo el profesor Timothy Sayle a VICE World News. Sayle es el director del Programa de Relaciones Internacionales de la Universidad de Toronto y un historiador cuya investigación se centra en la inteligencia, la seguridad y los registros desclasificados. «Me preocupa que haya tanto secreto en torno a esto», expresó.

Estampado con un par de cardos espinosos y el lema «Cuidado con los intrusos», la insignia del Escuadrón 21 aparece en la portada del fax con las palabras «Informe CIRVIS sin amenaza». CIRVIS significa Instrucciones de comunicación para informar sobre avistamientos de inteligencia vital. Según un manual de informes de incidentes de aviación canadiense, los avistamientos de inteligencia vital incluyen «objetos o actividades aéreos y terrestres que parecen ser hostiles, sospechosos, no identificados o que participan en una posible actividad de contrabando ilegal», como «partes terrestres sospechosas en las regiones polares» y » objetos voladores no identificados «.

El informe en sí, que cita al Centro de Control Aéreo de Winnipeg (ACC) como su fuente, describe una «luz en movimiento paralelo» al avión de doble turbohélice en un cielo nocturno «parcialmente nublado» durante tres minutos mientras viajaba a más de 425 km por hora y a una altitud de 7.500 pies.

Las coordenadas enumeradas en el informe muestran que el incidente ocurrió sobre bosques escarpados en una región llamada acertadamente Mystery Lake cuando el vuelo se acercaba a la pequeña ciudad de Thompson, en Manitoba.

El informe no describe el color, tamaño o forma de la luz, ni dice cómo llegó o desapareció. En una sección de «análisis preliminar», escribe su autor, «ACC asume que el informe es de otro A / C» o avión. No dice si el incidente se analizó más a fondo.

Un portavoz de la RCAF dijo que Transport Canada es la principal autoridad investigadora de los informes de CIRVIS. “La RCAF y NORAD se toman en serio todas las amenazas creíbles”, dijeron a VICE World News en un comunicado. «Ni la Real Fuerza Aérea Canadiense ni la Región NORAD de Canadá realizan un seguimiento de los informes CIRVIS, ya que se refieren a NAV Canadá».

NAV Canada es la empresa privada que posee y opera la infraestructura de navegación aérea civil de Canadá, como instalaciones de radar y centros de control de tráfico aéreo como Winnipeg ACC. La empresa también es la fuente de los procedimientos de informes CIRVIS de Canadá.

En un correo electrónico a Vice World News, confirmó un portavoz de NAV Canada en ciertos casos, proporciona datos sobre «instancias de aeronaves no autorizadas o desconocidas en el espacio aéreo administrado por NAV Canada» a las fuerzas armadas, NORAD y Transport Canada.

Según un portavoz de Transport Canada, CIRVIS «los informes se informan con poca frecuencia a Transport Canada, ya que los informes recibidos son el resultado de fenómenos naturales como bolas de fuego, globos meteorológicos y meteoritos».

«Los informes de objetos no identificados rara vez se pueden seguir tal como están, como lo indica el título, sin identificar», agregaron.

Eso, argumentó Sayle, es precisamente la razón por la que deberían ser investigados.

«Con las capacidades de defensa actuales, cualquier objeto no identificado en nuestro espacio aéreo debe ser tratado como un motivo de preocupación», dijo Sayle. «Deben rastrear objetos identificados y no identificados en el espacio aéreo canadiense y determinar qué son y si representan una amenaza».

 

Al sur de Canadá

En los Estados Unidos, funcionarios y políticos de alto rango han admitido abiertamente que estudian ovnis, incluido el director de Inteligencia Nacional de Trump, John Ratcliffe, y el actual director del Comité de Inteligencia del Senado, el senador demócrata Marc Warner de Virginia.

En diciembre, Estados Unidos incluso aprobó un proyecto de ley que requiere que los funcionarios de inteligencia y defensa creen un informe sobre «Amenazas aéreas avanzadas» antes del 1 de junio.

“Si bien no es común, creo que tal vez hay un puñado (de informes CIRVIS) presentados cada año, son indicios de que los pilotos sí observan e informan sobre ovnis en el espacio aéreo de América del Norte”, barruntó el investigador de ovnis Chris Rutkowski, de Winnipeg, a Vice World News.

Siendo como es el principal experto de Canadá en el tema, Rutkowski ha recopilado información sobre más de 22.000 avistamientos de ovnis en las últimas tres décadas y ha incluido datos de los informes de CIRVIS en su Encuesta canadiense anual de ovnis de larga data.

«El hecho de que NORAD y las Fuerzas Canadienses pasen estos informes a Transport Canada como documentos no clasificados me sugiere que el Departamento de Defensa Nacional no está realmente interesado en estos casos», manifestó Rutkowski. “De hecho, implica que no los ven como cuestiones de seguridad o defensa”.

Tan recientemente como en agosto pasado, un portavoz del Departamento de Defensa Nacional de Canadá le dijo al periódico Globe and Mail que «realmente no comentaría sobre asuntos especulativos» como los informes OVNI. Vanguard Air Care, con sede en Winnipeg, que operó el vuelo del 6 de enero de 2019, no respondió a múltiples solicitudes de comentarios.

Un suceso ocurrido en 1978

La Casa de la Moneda de Canadá reflejó a su modo, en octubre del 2020, la extraña historia del avistamiento de un OVNI en 1978 en los cielos de Clarenville, Terranova y Labrador a su muy popular serie dedicada a fenómenos sin explicación de Canadá.

La moneda en cuestión (Fuente: Royal Canadian Mintámosles)
Reverso de la moneda (Fuete: Royal Canadian Mint)

El evento de Clarenville está ilustrado vívidamente en una nueva moneda de coleccionista, de forma rectangular -como si fuese un lienzo-, que brilla en la oscuridad. La pieza captura el momento en el que un oficial de la policía montada y múltiples testigos observaron las misteriosas luces y la forma oval de un objeto volador no identificado levitando cerca de la ciudad de Clarenville.

Fiel a la escena descrita por los testigos de esa noche, hay elementos luminiscentes en las monedas que brillan al verse expuestos a una luz ultravioleta. La moneda de plata fina rectangular de CAD 20 – Fenómenos sin explicación de Canadá: El evento de Clarenville, tiene una acuñación limitada de 5.000 unidades y se vende a CAD 129.95.

 

El OVNI del primer ministro y otros avistamientos

La tarde del 29 de agosto de 1967 justo durante la Expo 67 realizada en Montreal, un hombre joven vio una luz brillante en el cielo en Oka (municipio de Canadá). Solo en su casa, el hombre miraba a través de una ventana cuando rápidamente fue segado por una luz. Los expertos han sugerido que pudo haber sido un Fuego de San Telmo, un fenómeno meteorológico creado por una fuerte carga eléctrica que choca con la tierra.

En la isla del príncipe Eduardo, en la provincia más pequeña de Canadá, se documentó una misteriosa y celestial aparición, el 6 de septiembre de 1990, cuando cerca de 10 personas que vivían en un pueblo muy cercano a la isla vieron cómo un objeto flotaba y aterrizaba en ella. Afirman que este evento duró dos horas, tiempo en el que ninguno de los que lo presenciaba pensó en acercarse con el piloto de esta nave y preguntarle de qué galaxia venía. Cuando un oficial de la policía montada de Canadá arribó al lugar de los hechos, el OVNI misteriosamente desapareció.

El 7 de noviembre de 1990 los habitantes y visitantes de la ciudad de Montreal, vieron algo redondo y naranja flotando aproximadamente a 800 metros de la Place Bonaventure. Entre las 7 y 10 de la noche, líneas blancas salieron del objeto hacia el cielo. Los radares del aeropuerto de Montreal fueron incapaces de detectar algún avión en el sitio que el OVNI fue visto. 26 años después sigue siendo un misterio y nadie sabe qué era el objeto brillante a pesar de que se calculó con un diámetro de 450 metros.

La tarde del 21 de marzo del 2004 cuando Paul Martin era el Primer Ministro de Canadá su avión cruzó caminos con un objeto no identificado cuando volaba sobre Alberta. El OVNI era brillante y se movía a la par del avión y dejando una cola de humo. Los expertos sugieren que pudo haber sido un meteorito.

El 25 de julio del 2008 antes de la media noche, Martin (un montrealés) que se encontraba de vacaciones en la ciudad de Mont-Laurier con su esposa y tres amigos vio de pronto una bola naranja (con cola) sobre el lago, iluminando la noche. La luz brillante estaba a 100 metros del grupo y Martin (como buen bombero) se acercó para ver detalladamente lo que pasaba, cuando inesperadamente la bola se movió al otro extremo del lago. Una luz blanca apareció debajo del objeto flotante antes de su desaparición.

Ilustración de avivamiento (Fuente externa)

El 1 de julio del 2012, una esfera brillante fue grabada volando sobre Hamilton. El OVNI estaba flotando sobre Stoney Creek a una altura baja. El avistamiento intensificó la ansiedad de aquellos que creían en el calendario maya, ya que alertaba el fin del mundo cinco meses después de la misma fecha: 21 de diciembre del 2012.

En las noches de enero del 2014, Benoit Meileur y su familia en el Municipio de Adolphe d’Howard observaban silenciosamente objetos con luces rojas y blancas que iban del oeste al este. Algunas noches vieron hasta 10 luces, ellos afirman que llamaron a la policía local, a las Fuerzas Armadas de Canadá, al Comando de Norteamérica del espacio (NORAD) y nunca nadie les respondió

El 11 de mayo del 2015, testigos vieron un OVNI cerca de la Base Naval Esquimalt al sur y del otro lado del océano de Vancouver. Un objeto brillante rotatorio fue visto en el cielo justo arriba de los barcos de guerra en la segunda base naval más grande de Canadá, solo después de Halifax. Muchas personas reportaron haber visto el objeto girar en el cielo sin poder decir qué era.

El 21 de febrero del 2016 un joven en Hamilton, Ontario, fue testigo de tres objetos brillantes flotando en el cielo. Cuando uno de los amarillo-naranja OVNIS comenzó a parpadear, él llamó a su madre para que lo mirara también y comenzaron a grabar cómo iban desapareciendo uno por uno. Mientras que es muy difícil saber si el video fue editado, según Paris Match (revista semanal) unos OVNIS muy similares se vieron cuatro años antes.

El 2 de noviembre del 2020, lo que lucía como una bola de fuego se apareció en el cielo de Quebec sobre la Municipalidad de St. Lambert en el Chaudière-Appalaches. Un rayo de color naranja también se apreció sobre los árboles que estaban a un lado del río. Dos rayos azules estaban también debajo de esta bola naranja, nunca nadie pudo descifrar lo que realmente era.

El siguiente video muestra un avivamiento de luces Ovnis en Toronto, el 26 de julio del 2014. El video de la aparición luminosa en el cielo fue grabado por la ciudadana Sarah Chun, quien relató al periódico Huffington Post su experiencia: “Estaba bien alto, y era redondo, iluminado y brillaba (…) Al principio pensé que se trataba de una estrella, pero era demasiado brillante. No sabía lo que era”. Ella fue quien lo filmó, pero no fue la única en verlo: la policía de Toronto admitió haber recibido más de cien llamadas reportando destellos luminosos de naturaleza extraña. El fenómeno duró 25 minutos, y luego desapareció sin dejar rastros.

En Saint Paul (Alberta), en 1967 se construyó la primera pista de OVNIS… Todavía no ha aterrizado el primero.

(Este texto cuenta con informaciones de Vice World News, MSN y otros medios de Canadá)

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here