Los tres maestros homenajeados (Foto: José Rafael Sosa)

Hay canciones y tendencias para todos los gustos, desde el clasicismo operático, la canción lírica, la popular y las expresiones del fenómeno urbano.

Desde luego la canción lírica, parece ser la menos promovida y la más necesitada de difusión para dotar a las juventudes de hoy de una sensibilidad estética musical, más marcadas por el “bol-bom” electrónico para el masivo y competitivo mercado de lo urbano, que por la expresión de un arte de alma y sonidos del alma.

El concierto permitió el disfrute de las voces de Belkis Hernández, Modesto Acosta, Vivian Lovelace, Alberto Duran, Dorka Quezada, Antonia Chabebe, Otilio Castro, Frank Lendor, Juan Cuevas y Pura Tayson.

Parte del escaso público asistente.
Agradecen los aplausos

El concierto estuvo dividido en dos partes, una latinoamericana en la que se incluyeron las piezas Kolavina (Eduardo Caba, de Bolivia); Canción del Árbol del Olvido (A. Ginasteras) y Se equivocó la paloma (C. Gustavino, con versos de Rafael Alberti), ambas de Argentina; Estrellita y Lejos de Ti, (ambas de Manuel Ponce, de México); La Rosa Blanca (José Martí, de Cuba); Espero de ti (Rodrigo Prats, de Cuba); Desesperanza (María Escobar, de Venezuela) y Canción del Triste Amor (de Juana de Ibarborou-Ernesto Lecuona, de Uruguay y Cuba, respectivamente).

La segunda parte fue exclusivamente criolla: Desesperanza (Fidel Rodríguez); Canción de Cuna (Enrique de Marchena); Margarita del Campo (Pancho García); Nadie sabe (Raudo Saldana); En el fondo del mar (Claudio Blanco) y He vuelto a ti (Luis Rivera).

Pura Tyson, una de las mejores voces del país.

También se cantó Niñita de Pescadores (con versos de Gabriela Mistral -Chile- con arreglo de Aura Marina del Rosario); Prodigio (José Dolores Cerón) y Caracola (A.M. del Rosario).

El gran cierre del concierto fue un coral a cargo de todos los vocalistas, haciendo Dulce Serenidad (Luis Rivera), para cerrar una noche de arte de alta canción lírica, con el aplauso de los asistentes, todos motivados en esta expresión artística trascendental.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here