María Cristina Camilo (Fuente externa)

Mi candidata para el Gran Soberano 2021 es una heroína de 102 años de edad. El primer rostro femenino que se vio en la historia de la televisión dominicana: María Cristina Camilo.

Probablemente la única persona en el mundo en los medios activa, con esa edad. Porque María Cristina Camilo sigue produciendo su programa de televisión Abuelos 911, Emergencia de Amor, que se transmite los domingos a las 8:00 de la mañana por el canal 4RTV.

Es imposible escribir la historia de la radio, la televisión y el cine dominicano sin incluir su nombre.

Trabajadora sin tregua, madre ejemplar, artista entregada a la locución y la actuación, María Cristina Camilo es una columna fundamental de la radio y la televisión dominicanas. Y sería noticia internacional seguramente el hecho de que se le otorgue el máximo premio artístico del país a una figura centenaria, presencia actual de los orígenes de esos medios.

El popular programa televisivo Romance campesino la tuvo en el papel de Sinforosa y en el rol de presentadora, desde el año 1952 hasta que cerró el programa, junto a Luis Mercedes Miches (Macario), Toña Colón (Felipa), María Rosa Almanzar (Ciríaca), Juan Antonio Cruz (Celeto), José Antonio Estévez (Bartolo), Rosita Saladín (Maruca) y Julio César Matías (Felipito).

Veinte años después, en 1972 y hasta 1978, fue igualmente parte principal del programa televisivo de comedias Cosas de mi tierra, junto a María Rosa Almanzar (Sirita), Julio César Matías (Felipito) y otros artistas desaparecidos como Ramón Aybar, Mery Sánchez y Julio Anibal Sánchez.

La veterana actriz tiene a su haber actuaciones en las películas dominicanas Un macho de mujer (2006), Mi novia está de madre (2007) y Arrobá (2013) entre otras.

Nacida en San Francisco de Macorís el 25 de diciembre 1917. No conoció a su madre biológica -María Antonia Rodríguez- porque murió siendo ella muy pequeña.

En sus inicios, María Cristina Camilo, no conoció a su madre María Antonia Rodríguez, porque murió cuando era muy pequeña. Su padre se llamaba, Basilio Camilo Pantaleón. Fue criada por una tía suya, hermana del padre de nombre Basilia Camilo Pantaleón, quien estaba casada con Bartolo Amarante, quienes no tenían hijos y le dieron mucho amor.

La llevaron a la escuela Inmaculada Concepción, y allí con las monjas aprendió a hablar, y gracias a ellas luego se hizo locutora. Estudió enfermería y trabajó por casi doce años, en la clínica del Doctor Antonio Guzmán, donde ganaba 20 pesos mensuales.

Se mudó a Santo Domingo en 1949 para mejorar su suerte. Tras escuchar un anuncio de que se necesitaban cinco locutores para la emisora La Voz del Yuna, que tuviesen buena dicción y título de bachiller, se presentó a optar por una de las cinco plazas. Así comenzó todo. Fue la primera locutora en hablar por La Voz Dominicana. Y fue la primera mujer en aparecer en la televisión dominicana.

Condecorada con la orden de Duarte, Sánchez y Mella por el presidente Joaquín Balaguer en 1977, María Cristina Camilo recibió el primer Gran Micrófono de Oro dado en el país en 1991 y ha recibido dos premios Casandra.

Le falta el Gran Soberano. Y si ella no tiene suficientes méritos para lograrlo… nadie lo tiene.

Debe ser un clamor nacional, premiar a una mujer que sigue trabajando en su programa Abuelos 911, Emergencia de Amor (aunque en estos tiempos sigue cuidándose del Covid 19), en el cual defiende la necesidad de dar amor a las personas de la tercera edad.

 

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here