SD. Querido en Cannes, Gaspar Noé ha ganado el Festival de Cine de Sitges (Cataluña, España) con una película que “Nos ha impactado, es una película que no puede dejar indiferente a nadie”, según la miembro del jurado Anaïs Emery.

‘Climax’, vista también en el festival más importante del mundo, es la animada fiesta de un grupo de jóvenes bailarines franceses que llega a lo más alto para luego descender y convertirse en una insoportable pesadilla con música de los 80 a todo trapo, resultó ser la mejor película del Festival de Sitges, que ha dado a conocer su palmarés este sábado.

El jurado coincidió en destacar de Climax su capacidad de agitar e implicar al público, “te deja en estado de choque, te interpela y te implica”. Los miembros del jurado la calificaron de “sobresaliente”; y destacaron el nivel del cartel del Festival: “Ha sido muy difícil decidir”, reconocieron. “Los Festivales se deben calibrar por su capacidad de presentar cosas nuevas, no hay que caer en el tuiterismo y posiciones extremas”, dijo Fernando Navarro miembro del jurado sobre las distintas opiniones que una misma película ha provocado entre los espectadores.

La Sección Oficial tuvo en competencia 33 filmes, de los cuales la Mención especial fue para Lazzaro Felice, una coproducción italiana, suiza, francesa y alemana dirigida por Alice Rohrwacher que también se lleva el Premio de la crítica José Luis Guarner y el premio del Jurado Joven al mejor largometraje de género fantástico.

El premio al mejor director ha sido para Panos Cosmatos, por Mandy, la historia de la venganza de un marido -interpretado por Nicolas Cage, quien visitó el festival- tras la muerte de su mujer, asesinada por los miembros de una secta.

El actor iraní Hasan Majuni, que interpreta a un director de cine atormentado porque un asesino en serie está matando a todos los cineastas del país menos a él, se lleva el premio a la mejor interpretación masculina por la película Pig. El galardón a la mejor actriz es para Andrea Riseborough por Nancy, una joven que juega a inventarse identidades en internet. “Un papel absolutamente excepcional, un personaje que apenas se mueve y apenas habla pero que es capaz de revelar una personalidad”, según destacó John Ajvide Lindqvist, miembro del jurado.

Quentin Dupieux director y también guionista de ¡Au Poste!, se lleva el premio a mejor guión.

Los mejores efectos especiales recayeron en la película Inuyashiki; la mejor fotografía en Tumbbad que ganó el premio Foscus Asia; y la mejor música fue para la japonesa Killing.

El jurado ha elegido como mejor cortometraje de género fantástico Post Mortem Mary y entregará una mención oficial a L’heure de la sortie.

En la Sección Noves Visions, el jurado ha destacado como mejor propuesta, Desenterrando a Sad Hill, un documental sobre la recuperación del cementerio donde se rodó el final de la película El bueno, el feo y el malo.

El premio al mejor director de esa sección fue para Philip Gröning por My brother’s Name is Robert and He is an Idiot y el mejor cortometraje para Deer Boy, y las menciones especiales para Domestik, Beast (por la mejor actriz, Jessie Buckley) y Chernobyl, 1986.

La mejor película de la sección Blood Window es para Muere, monstruo, muere de Alejandro Fadel; y el Méliès se lo ha llevado Fugue, de la polaca Agnieszka Smoczynska.

En la sección Órbita, American Animals, de Bart Lyton y una mención especial para Fleuve Noir, de Erick Zonca. Y en el campo de la animación se ha llevado el premio, Mirai, de Mamoru Hosoda.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones