Gabriela Moses (Foto servida)

En los días finales del reciente festival de Cannes, al cual asistí como parte del equipo de prensa de la comitiva dominicana, mientras caminaba en el área de las villas, justamente cerca del pabellón, ya cerrado, de República Dominicana, y acompañado por el colega Alfonso Quiñones, notamos a una joven tomándose fotos justo en frente de la bandera dominicana que adorna la entrada a dicho lugar. Le comenté a Alfonso: – Mira, una fanática de Republica Dominicana, a lo que Quiñones, en un gesto muy dominicano le vocifera a medias a la modelo: – Esa tiene que ser dominicana, recibiendo como respuesta, – ¡Hasta la tambora! Y allí compartimos risas y algunas palabras.

La joven en cuestión es una extraordinaria cineasta de descendencia dominicana radicada en la ciudad de Nueva York. Su nombre es Gabriella Moses y tiene una historia de vida impresionante para su joven edad.

Actualmente Gabriella está trabajando en dos proyectos, uno llamado Leche, que está en etapa de “camera package”, vale decir es decir que ya tiene todo listo y los fondos necesarios para filmar.

Leche, cuenta la historia de una niña dominicana-estadounidense de diez años que cree que puede hacer milagros después de resucitar a un ciervo albino. Ella descubre que lo que la distingue entre los demás puede ser más una bendición que una maldición, en este realismo mágico de auto-descubrimiento de la adultez.

Leche es un proyecto que escribió en el Laboratorio de Productores Creativos de Sundance, un taller Intensivo para Guionistas, pasando también por el NYWIFTV (New York Woman film and Television) del guion a Preproducción y por el programa All Access del Tribeca Institute.

El Timbre de su voz

“Mi otra película- según palabras de Moses- actualmente está en desarrollo y está siendo producida por la dominicana Martha Pichardo. El Timbre de Su Voz (The Sound of your voice) trata sobre Yaneris, una adolescente dominicana, que trata de escapar de su ciudad natal de Sosúa, donde convertirse en prostituta parece ser su único destino. Después de enamorarse inesperadamente del hijo de uno de sus clientes, decide que él puede ser un boleto para una nueva vida, tanto para ella como para su hermana discapacitada”

The Sound of your voice fue uno de los cinco proyectos seleccionados por Tribeca and Channel for Through Her Lens como cortometraje.

Tuve la oportunidad de conversar con Gabriella, y en algunas preguntas está plasmada su visión e ideas acerca del cine.

P. ¿De dónde eres y de dónde creciste?

R. Crecí en un hogar suburbano de Virginia Beach. Nací en Nueva York, de madre dominicana y padre guyanés”

P. ¿Por qué elegiste el cine para expresarte, de dónde viene este amor?

R. Supe desde muy temprana edad que quería contar historias. El deseo de hacerlas visualmente y captar todo en cámara evolucionó. Desde niña escribía cuentos cortos, dibujaba, tomaba el control de la videocámara de mi padre y hacía micro cortos con mis primos durante las vacaciones. Creo que todos los que son creativos encuentran su amor a través de múltiples medios. Creo que sin darme cuenta noté de que podía combinar todas mis pasiones por lo visual, la moda, la música, el baile y la escritura a través del cine. Es un vehículo potente para contar una historia.

P. ¿Qué película te hizo soñar para hacer películas y por qué?

R. Amelie fue una de las primeras películas que me inspiraron a darme cuenta de las fronteras ilimitadas del cine. Esta película tiene la habilidad de combinar intimidad con un mundo visual vibrante. Me encantó la forma en que Jeunet logró capturar la vida interior y emocional de Amelie a través de un estilizado y caótico objetivo de otro mundo en París”.

P. ¿Dónde estudiaste y qué estudiaste?

R. Me gradué en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York, donde me especialicé en Cine / TV y Periodismo”.

P. ¿Por qué te gusta la frase underrepresented protagonist (Protagonistas sin representación)? ¿Qué significa?

R. Es el forastero, el aislado socialmente, me gusta dar una voz y un lente a mundos y puntos de vista que no se ven a menudo. El objetivo es que estos personajes e historias no sean novedad. Me gusta llevar humanidad y diversidad a las realidades de estos mundos, con diferentes voces y así llevar cierta empatía a estos seres.

P. ¿Menciona cinco películas y cinco libros que son importantes para ti?

R. La Trilogía de tres colores de Kieślowski, We are the best de Lukas Moodysson, In the Mood for Love de Wong Kar Wai, Pretty Woman de Garry Marshall y Ratcatcher de Lynne Ramsey. Los libros serian: Así es como la pierdes de Junot Díaz, Ensayos enamorados de Alain de Botton, Swing Time de Zadie Smith, The Bell Jar de Sylvia Plath, La insoportable levedad del ser de Milan Kundera.

Gabriella detrás de la cámara (Foto servida)

P. ¿Qué directores son tu inspiración?

R. Pedro Almodóvar, Wong Kar Wai, Lynne Ramsey, Jean Paul Jeunet, Jean Luc Godard, Michel Gondry son algunos, hay muchos otros, cada día descubro nuevas visiones.

P. ¿Cuándo podemos esperar ver tus películas?

R. Tengo tres cortos en línea en mi sitio web www.gabriellathenamoses.com. Allí verán un concepto de mis características en desarrollo. Actualmente estoy en preparación de dos largometrajes: Leche y El Timbre de su Voz. Planeamos comenzar la producción de Leche en 2019 y esperamos que poco después, podamos iniciar la producción de El Timbre de su Voz. No quiero perder el tiempo entre estas historias.

P. Como joven cineasta, ¿cómo sientes la industria y la audiencia hacia historias / películas femeninas?

R. Siento que es un momento emocionante en cuanto expresar mis ideas y muchas personas escuchan lo que tengo que decir como directora. Considero que esto es un privilegio, pero no lo doy por sentado. La mayoría de las veces, la industria está tomando medidas correctas, pero más personas necesitan intensificar sus propósitos y hacer más que tan solo hablar, la mayoría de la vieja generación tienen que ayudar a los jóvenes con nuevas perspectivas y quienes no tienen representación. Sé que, como joven cineasta, lucho con la estabilidad financiera como artista y aprecio a las organizaciones que me han ayudado a financiar, obtener mentores y desarrollar mis ideas. Están estableciendo un buen ejemplo para aquellos que hablan mucho y no hacen nada. Pareciera que el público está yendo a los cines para ver solo lo que los distribuidores de películas, las agencias de marketing y la prensa convencional quiere que ellos vean, por eso, es que narradores como yo debemos crear proyectos individuales de cine / TV con visión propia. La visibilidad es clave.

P. ¿Quién fue tu mentor en el programa “a través de su lente” (Through her lens) de Tribeca?

R. Tuve la oportunidad de tener múltiples mentores durante los diferentes laboratorios. Tres de los que se destacaron fueron Kathryn Bigelow, Stella Meghie y Debra Granik. Cuando conocí a Kathryn Bigelow (ganadora del Oscar por The Hurt Locker), tuve una hora, uno a uno con ella donde su atención a los pequeños detalles en nuestros guiones fue impactante y me hizo recomendaciones personalizadas, todo lo que esta mujer me dijo cambió mi vida. Me conto anécdotas sobre filmar en 16 mm algo que he estado considerando para «El Timbre de Su Voz» y me alentó a desafiarme con esta aventura”.

Stella Meghie (directora canadiense) es una estrella en ascenso que se abrió camino a través del sistema de estudio y sin comprometer su visión. El tiempo sentado con ella y con uno de mis productores y querido amigo, Shruti Ganguly, fue una charla sincera acerca mis proyectos y eso lo aprecio muchísimo. Ella compartió con nosotros sus frustraciones y experiencias personales con los jefes de estudios y cómo no aceptó un no por respuesta. Su más fiel testigo es su éxito en ebullición. Ella me dio esperanza.

Debra Granik (nominada al Oscar por Winter’s Bone) fue una de nuestras asesoras la cual impartió una Master Class y la inició respondiendo una pregunta de cada uno de los becarios. Ella es emocional, cruda e iba bien a lo profundo del sistema. Nos hizo saber que hacer la primera película es la más difícil, y que la película número dos será igual de difícil, pero ya serás inmune. Compartió las luchas personales en relación con los actores y sus egos, rechazó trabajos de mucho dinero para mantener su integridad y, en general, nos enseñó a seguir a seguir tu camino y serle fiel a tu visión. Ella es tan genuina y maravillosa como todas estas mujeres que me ensenaron. Me dan fuerza para contar las historias que otras mujeres no contarían y que estoy segura que pronto se abrirán más puertas y posibilidades.

Actualmente Gabriella está preparándose para filmar “Leche”, en República Dominicana y Estados Unidos.

Esperamos tu comentario