Gabriel (Foto servida)

SD. Gabriel no se cree príncipe de ningún género, ni siquiera el relevo del merengue. Lo dice en esta entrevista, breve y consisa que dio a Nota Clave, dentro del One to One en los Premios Heat que tienen lugar en el Hard Rock Hotel & Casino Punta Cana.

Ahora promueve una nueva producción de merengues, en colaboraciones con varios artistas. Nota Clave le preguntó de que se trataba.

“Realmente es como un recuento de la historia, donde lo que buscamos es conectar con la generación que creció con esa música y también presentarla a la nueva generación. Crear esa confluencia generacional, para volver a inyectar y generar ese interés a una generación que no conoce su historia”, explicó.

Dijo que van a ser dos volúmenes, con catorce canciones cada uno. Sobre la idea narró que  él la tenía desde hace mucho tiempo. “Obviamente también inyectado y avalado por mi equipo que también secundo esa idea. Fue un poco osada por el tiempo que nos ha tomado para alinear todas esas agendas y convencer a cada uno de esos artistas”, dijo.

“Ha sido un proceso largo, tedioso, no te lo voy a negar. Pero gracias a Dios ha sido súper satisfactorio todo lo que hemos logrado. Y el producto que se logró estoy segurísimo que la gente lo va a amar”, confió.

Refiriéndose a los arreglos, Gabriel enfatizó que “los arreglos son totalmente distintos. Son una evolución. Obviamente cuidando la base, la esencia de cada canción y de cada artista, pero totalmente modificado a los códigos de hoy. Totalmente modificado con elementos, con texturas que lo actualizan totalmente”.

Recordando a Joseito Mateo, quien fuera el Rey del Merengue, Gabriel negó que fuese príncipe del merengue ni nada de eso. “Sencillamente soy un instrumento que está siendo utilizado para conectar un nuevo estilo de merengue con las nuevas generaciones que no conectan con lo que estaba pasando. Nunca me he considerado como un príncipe o el relevo, ni nada. Simplemente soy un artista que está agarrando lo suyo, y digamos que lo está transformando de la manera que yo veo que el merengue debería seguir. Me veo como un instrumento más que sigue aportando a la música dominicana y sigue poniendo en alto la bandera dominicana donde quiera que voy”, concluyó.

Esperamos tu comentario