Juan Freire durante su conferencia (Captura de pantalla)

Una autoridad de educación virtual es Juan Freire, quien es vicerrector del tecnológico de Monterrey, él fue el encargado de asumir el tema «Mejores prácticas y tendencias de la educación digital».

Freire se refirió a las habilidades críticas: «el 35% de las habilidades cambian en cinco años», dijo, mostrando una tabla indicativa. O sea un tercio de lo aprendido está obsoleto en solo un lustro, de ahí las capacidades de innovar y la necesidad de mayor rapidez para aplicar esas innovaciones, según su llamado.

Afirmó que más que aprender cuestiones concretas el sistema educacional debería enseñar a aprender. «Tenemos público del siglo XXI, profesores del siglo XX y estructura y modelos pedagógicos del siglo XIX», dijo refiriéndose a la realidad de las universidades y la educación en general hoy día.

«El futuro tiene poco que ver con lo que hemos vivido estos meses…», aseguró el experto. «Llevábamos siete años reestructurando la universidad, en agosto del 2019 estudiantes iniciaron nuevo modelo educativo… de repente llega el Covid… en menos de una semana movimos a modelo virtual 90 mil estudiantes en Tecnológico de Monterrey y unos 60 mil de Tecmilenio y 20 mil profesores».

«Después de arduo trabajo de adecuación en un esfuerzo puntual de emergencia en tres semanas, en un mes 180 mil sesiones de clases virtuales. Los alumnos estaban satisfechos aunque reflejaban cierto cansancio por un modo de vida al que no estaban acostumbrados. Buena respuesta, salvamos la situación, pero hay agotamiento… Ahora vamos a combinar lo presencial con lo virtual», entre otros métodos, aseveró.

Para Freire el futuro de la Educación no son sesiones las videoconferencias… esa es una de las posibilidades. «Educación digital para mí son procesos de aprendizajes que aplican distintos elementos digitales habilitadores para que las personas puedan desarrollar sus capacidades».

Habló de los tributos de la educación virtual y enumeró modularidad, credencialización modular, stcakability, personalización, etc. También que sea ubicua, discontinua, transmedia,  etc. «Cómo adaptarnos a nuestros usuarios: flexibilidad máxima, engagement, relevancia, etc» detalló Freire.

Según el creador de Tecmilenio, los modelos educativos deben centrarse en competencias, estrategias flexibles, estructura modular y stackable, aprendizaje activo y acompañamiento integral.

Expresó que las universidades están llamadas a reinventar el concepto propio de universidad, «no es nada extraordinario. El covid ha acelerado el futuro. Hacia el 2025 debe estar hecha» esa nueva universidad.

«No solo se trata de cambiar el trato con el público, sino cambio de cultura de nuestras propias organizaciones. Es un cambio continuo, que nunca termina.  Pensar en digital, en presencial y en el cambio», insistió.

Expuso que hay que entender en profundidad a los estudiantes. «Hay que pensar al unísono lo pedagógico y lo tecnológico».

Adelantó que la Inteligencia Artificial es la que vamos a enfrentar en los próximos años. Nuestros profesores necesitaran especializarse. Habló de que se convertirán en mentores, entrenadores, etc. De la necesidad de incorporar al mundo de la Educación nuevas especialidades y personas con distintas tipologías. «Los profesores seguirán llamándose así, pero harán funciones muy distintas», sentenció.

«El futuro para mí está en educación abierta, en ecosistemas y plataformas que nos permiten innovar hacer transacciones, todos tenemos celulares, redes… Va a funcionar en formato de plataformas. Usuarios diversos que consuman y produzcan… A mayor tamaño y diversidad, mayor valor tendrá la plataforma». Parte de los estudiantes serán gratuitos y parte pagando, esa diversidad financiera nos la permitirán las plataformas, explicó.

Hizo un llamado interesante: «Nuestra idea es que en poco tiempo podamos construir un ecosistema educacional, que es el rol que deberían tener los gobiernos a servicio de todas las infraestructuras del país a servicio de la innovación».

Acerca del momento actual, manifestó que las primeras prioridades no son educativas. «Necesitamos planear el regreso, como aseguramos las necesidades de salud pública; luego entender de la gente que aprende con nosotros y como podemos darle conectividad, dispositivos y generar condiciones mínimas que permitan aprendizaje en casa u otros sitios. Deberemos continuar en dos procesos, mientras estemos en remotos el paradigma presencial (que es lo que sabemos) y paralelo trabajar en mejorar la experiencia de aprendizaje en digital».

Expresó su convicción de que lo presencial no se puede abandonar totalmente. «Será un futuro diverso en que habrá distintas posibilidades de aprender. Habrá quienes solamente aprenderán desde lo digital… Nos iremos mucho con modelos híbridos, lo presencial y online, lo sincrónico y lo asincrónico», dijo ante una pregunta.

Sobre los docentes expresó que según su opinión «un docente es un líder, no carismático, que debe conducir el proceso de aprendizaje, debe saber escuchar… Ser docente es muy difícil, les pedimos un conjunto de habilidades muy complejas».

Por último alertó acerca de el tema de la flexibilidad, que es una necesidad y algo complicado. Puede que haya quien quiera hacer un programa digital y asíncrono, consultar con un profesor que le aconseje un día… Pensemos qué flexibilidad es significativa para los estudiantes», concluyó Juan Freire en una muy interesante conferencia donde se refirió a las tendencias de la educación digital…y  algo más.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here