Dianabell Gómez y Franklin Mirabal (Foto: Fuente externa)

SD. Franklin Mirabal es mi vecino del piso de arriba. Y Dianabell Gómez su futura esposa, por supuesto, también. Muchas veces me encuentro en el pequeño elevador de la torre con los hijos pequeños que Franklin ha hecho suyos. Bromeo con ellos. Son mis vecinos. Ahora busco afanado y no encuentro, un poema del desaparecido poeta cubano José Martínez Matos que musicalizara allá por los 70 Walfrido Guevara y grabara el dúo Los Idaido con el título Los Vecinos, donde dice, entre otras cosas: no conozco los nuevos vecinos, pero han sembrado flores en la ventana y eso me basta.

Así andan Dianabell, que apoya a sus amigas, que va al gimnasio, que es un poco tímida y parece que sabe que Franklin Mirabal es un showman de la prensa deportiva, que ha dinamizado con sus frases y su protagonismo, la asistencia a los plays, que antes del año pasado estaban en el piso. Pero sobre todo, Franklin es un buen hombre. Sencillamente. Y punto. Eso le basta.

Hay a quienes no les gusta la excesiva exposición de Franklin, pero hay que reconocer que es un luchador y sabe venir de abajo, y convertir las oportunidades en oro.

Mi vecino anda siempre atildado, con trajes blancos o color crema o azul oscuro, usa corbatas que ya quisiera Carlos Batista. Anda en un Mercedes Benz blanco impecable. Usa perfumes caros que dejan un suave aroma en el pequeño elevador que mencioné arriba, y escribe libros que después la administradora del edificio quiere que mueva de una vez hacia arriba y no le quiere permitir que los deje ni un segundo abajo, en el sótano, donde parqueamos. La administradora del edificio es por lo general una mujer amargada que no sabe ni quién es Franklin Mirabal, o por lo menos es aguilucha.

Mi vecino es un hombre que se llora y se canta a sí mismo. Y sabe cómo hacerlo.

Sé de su boda por las publicaciones, y por las vallas en la ciudad. Ahora me mandó una nota donde anuncia que Raymond y Miguel, Mark B y Divas by Jiménez actuarán en la boda que realizarán el 9 de febrero del 2019 en el Hotel Intercontinental de la Ave. Churchill.

Antes anunció que los padrinos de la boda serán Sammy Sosa, Frederick Martinez “El Pachá” y Juanchy Sánchez. Aunque no ha dado a conocer los padrinos por parte de la futura esposa, mi vecina Dianabell.

Luego informó la confirmación de mas de 20 peloteros a la ceremonia.

El tercer anuncio fue que la boda será transmitida por TV CDN Sportsmax, una cobertura que podría ampliar a más canales.

“Será la boda más grande de un periodista deportivo”, afirmó Franklin.

Mi vecino, Franklin Mirabal es un hombre que conoció de pequeño los resquemores oscuros de la pobreza y ahora goza de las mieles del fruto de su talento. Bendecido. Muy bendecido. Y Dios quiera que cada una de las personas que asistan a la boda solo tengan ojos de bondad y de buenos augurios para la pareja que comenzó su andar hace un tiempo y solamente se unirán de manera oficial el 9 de febrero. Que el nuevo año le traiga nuevas bendiciones a mi vecino Franklin y a mi vecina Dianabell y que la pareja dure unida para toda la vida, porque los vecinos que siembran flores en la ventana… ¡son buenos vecinos!

Esperamos tu comentario