Portada del sencillo Tous les garçons et les filles, de Françoise Hardy

Françoise Hardy, una famosa estrella de la chançon francesa, reclamó en una entrevista el derecho a la eutanasia después de la «pesadilla» que dice que vive desde hace años a raíz de un cáncer de faringe terminal.

Hardy, quien emergió del anonimato en 1962 y actualmente cuenta con 77 años de edad, confesó a la revista francesa Femme Actuelle hace casi una semana que necesita morir, lo cual ha conmovido el mundo de la música, sobre todo los más fanáticos del yé-yé melancólico de los años 60, el género que Hardy ayudó a definir y que la catapultó a la popularidad.

En la entrevista, Hardy explicó su sufrimiento por los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer que le diagnosticaron el año 2000. Desde el diagnóstico, la cantante ha ido empeorando su gravedad con el tiempo, hasta el punto que se vio obligada a dejar los escenarios para siempre ahora hace unos meses.

Aunque la gran mayoría de ciudadanos franceses estén claramente a favor del suicidio asistido para los enfermos terminales, la legislación todavía no lo permite. El abril pasado, la Asamblea Nacional francesa rechazó un proyecto de ley para despenalizar la eutanasia.

«Cuando mi sufrimiento sea todavía más insoportable, lamentablemente no tendré el alivio de saber que me puedo aplicar la eutanasia. Francia es inhumana en este aspecto».

La reina de la melancolía ha confesado que los efectos secundarios se han convertido en «una pesadilla» diaria. Aparte de quedarse sorda de una oreja a raíz de un tumor, la cantante tiene dificultades para tragarse la saliva, y dedica unas cinco horas cada día a las comidas. «Tengo dificultad respiratoria constante, ataques de asfixia y ahogos, e interminables sangrados nasales,» lamenta el icono francés.

Hardy explicó cómo un médico ayudó a morir a su madre después de una larga enfermedad degenerativa, y como ella anhela recibir el mismo trato, aunque es consciente de que ningún médico lo ayudaría por culpa de su notoriedad en Francia. A pesar de eso, la cantante aboga por la despenalización de la eutanasia, y reconoce que «la muerte está cerca.»

Hardy saltó a la fama el año 1962 con su single «Tous les garçons et les filles», una las baladas más reconocibles de la chanson francesa, y ha sido también una prolífica actriz, modelo, escritora y astróloga.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here