SD. En el cine parece estar ocurriendo lo que le ocurrió a la música. Antes con los discos de pasta, luego los cassettes, finalmente los CD´s y ahora, sencillamente solo existe prácticamente, en los streamings. ¿Qué ocurrirá al final? Tal parece que -como en la música, donde existe un pequeño nicho para los fanáticos de los discos de pasta- predominará el cine en streaming y existirán muy pocas salas de cine para los pocos fanáticos de compartir la experiencia en pantallas grandes y con gente desconocida. pero eso será dentro de unos años.

Mientras llega ese momento, los dueños de las salas de cine echan la pelea. Y la punta de lanza está en Cannes, no necesariamente en la Academia de Hollywood.

Ahí radica todo. Valdría la pena preguntarle su posición acerca de las salas de cine y los streamings a los millenials y los de las generaciones X, Y, Z y los que están naciendo ahora. Nadie les ha preguntado, o al menos no he visto una sola encuesta sobre esto. Lo que hace la industria, en este caso, los dueños de las salas de cine, es defender un espacio que nació con la misma existencia del arte cinematográfico.

La película Roma pudo haber ganado la Palma de Oro en el Festival de Cannes del 2018. Venecia, sí le abrió espacio y le dio el Golden Lion.

Lo que impidió que Roma estuviese en la Sección Oficial de Cannes fue la regla recién promulgada allí, según la cual todos los títulos de la competencia debían ser estrenados en salas de cine de Francia, lo que obligó a Netflix a retirar el resto de sus títulos del festival.

El próximo Festival de Cannes se realizará del 14 al 20 de mayo, y ya se especula sobre cómo podría conciliar la creciente lista de filmes de Netflix con la presión de los expositores franceses para mantener a las salas del país a salvo de la amenaza de streaming.

Thierry Fremaux, el alma organizativa del más importante festival de cine del mundo, y un hombre democrático, abierto al diálogo, negociador, culto y conocedor de lo que está en juego, sabe que tiene en este uno de sus más importantes retos, este 2019 y los próximos años, porque después del affaire Roma en los Oscar, con Spielberg -quien presidiera el jurado de Cannes en el 2013-, es poco probable que este año se dé algún tipo de acuerdo.

Serge Toubiana en Cannes, el año pasado (Fuente externa)

Serge Toubiana, presidente de Unifrance, organismo de promoción y exportación, quien es miembro de la junta directiva de Cannes, reconoció las dificultades, debido a la falta de igualdad en la competencia, pues las plataformas de streaming no pagan impuestos como los distribuidores y demás miembros de la industria. «Espero que Cannes y Netflix encuentren un compromiso», dijo en el festival del 2018. «Queremos proteger el sistema que hemos construido a largo plazo, pero es difícil, porque las plataformas son muy fuertes ahora». Y explicó que la base de suscriptores de Netflix en Francia es superior a la de Canal +, el canal de televisión de pago de Francia. Al mismo tiempo, la distribución en cines sigue siendo un elemento poderoso en el país cuna del arte cinematográfico, con 4.050 teatros en todo el país y $200 millones de euros por entradas vendidas en 2018.

El crítico de cine Jean-Michel Frodon

Un destacado crítico de cine francés Jean-Michel Frodon, autor del libro «La era moderna del cine francés: de la Nouvelle Vague hasta nuestros días» y presencia permanente en Cannes, expresó el pasado año en el festival que él también, como los demás películas en computadoras. “Pero si son películas, no productos audiovisuales, fueron diseñados para verlas en cines. VOD es genial, al igual que VHS y DVD. Pero la gran pantalla debe seguir siendo la prioridad para los cineastas. La política de Netflix es un problema, no el cine en línea».

En el siguiente video del 2015, cuando Cannes recibió a Sarandos por primera vez, para preparar el escenario para la futura presencia de Netflix en el festival, en la sesión de preguntas y respuestas, un periodista francés criticó la plataforma de transmisión por secuencias de operaciones europeas en Ámsterdam para evitar los subsidios franceses impuestos en otras plataformas. En la sala, el hoy caído en desgracia Harvey Weinstein defendió a Sarandos. «Este es un tipo que compra películas y cuidados en idioma extranjero», dijo Weinstein.

«El problema con nuestras películas actuales en Netflix es que tienen que esperar mucho después del cine», dijo Sarandos en la charla. “Se estrenan 300 películas en Francia y no hay suficientes fines de semana para apoyarlas a todas. Después de esperar un año, es demasiado largo. Vivimos en una época en la que internet nos ha sintonizado para querer lo que queramos, donde lo deseemos. Las películas han sido excepcionalmente inmunes a eso. Así que estamos tratando de traer películas junto con eso».

Según fuentes diversas, Netflix se estaría preparando para un año más -de discusiones- en el circuito del festival, con varios proyectos destacados dirigidos por directores de primer nivel. El más esperado de estos, la película «The Irishman» de Martin Scorsese, cuyo estreno mundial se vería como algo natural en Cannes, dada la adoración de la que ha gozado Scorsese durante décadas en Cannes. Otra película seria de Noah Baumbach, protagonizado por Adam Driver y Scarlet Johansson; estaría también «The Laundromat» con Meryl Streep de Steven Soderbergh, entre otros.

Una tercera vía práctica

Si el festival no llega a darle espacio a Netflix en la competencia, la plataforma de streaming podría encontrar otros espacios, incluida la Quincena de Realizadores, que corre paralela y de forma independiente. El director artístico entrante, Paolo Moretti, dijo que la política oficial del festival no le impide programar los títulos de Netflix. «No excluiremos una película porque se supone que se estrenará en Netflix», dijo. «Reconocemos que se debe hacer algo para evitar que esto cause grandes problemas al sistema de exhibición francés, pero los directores y las películas no deben ser víctimas de esta situación».

En 2018, Netflix adquirió el estreno de Quincena de los directores, «El mundo es tuyo», de Romain Gavras, y lo presentó en la plataforma más tarde ese año sin un estreno teatral. Netflix también adquirió una participación en el concurso de Cannes, ganador del Mejor Guión «Happy as Lazzaro». La propia Quincena podría convertirse en un mercado de adquisición de filmes para la empresa de Sarandos.

Moretti dijo que los representantes de Netflix aún no han compartido ninguna película potencial para su consideración en la Quincena de Realizadores de este año. «Realmente me encantaría recorrer el amplio espectro de películas que están produciendo en este momento y entender su visión o su estrategia», dijo Moretti, quien también dirige un arthouse de dos pantallas en la región del Loira en el oeste de Francia. “Cannes podría ser una plataforma muy interesante para las películas de Netflix. Lanzarse en la plataforma sería la mejor estrategia para algunos de ellos, pero la exposición del festival puede beneficiar a todos. Los cines y las plataformas no tienen que ser enemigos «.

«La polarización de la situación no es realmente una actitud interesante», dijo Moretti. «Después de la situación de «Roma», hay una gran cantidad de datos nuevos para analizar y reflexionar con una mente abierta».

Hay quienes opinan que mientras Netflix continúe invirtiendo en cineastas y proyectos que vayan más allá de la fórmula de los éxitos de taquilla de Hollywood, seguirá siendo un aliado más para Cannes de lo que cualquiera de las partes puede admitir abiertamente.

El propio Toubiana ha expresado: “Ahora, el mundo está cambiando. Creo que Netflix tiene que cambiar, pero nosotros también tenemos que cambiar».

La mesa está servida. Los comensales tardan.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here