The Horse Thief (El Ladrón de Caballos, Dao Ma Zei, China, 1986), rodada originalmente en 35 milímetros, en tibetano, es una joya que regresa en el tiempo, junto a su director Tian Zhuangzhuang a los Clásicos de Cannes en una restauración digital en 4K, que permite a las grandes películas una segunda vida. Quienes la vimos en las todavía existentes salas de cine por aquella época, que resumían el olor a barrio, a pertenencia generacional, es una película simplemente inolvidable.

Martin Scorsese ha dicho sobre esta película «En mi elección es la película Número 1 en los años 90. Tian te lleva dentro de una cultura que, inicialmente, me parecía tan distante como la superficie de la luna. Y porque se mantiene tan simple y tan específico, el punto de vista se vuelve universal. De esto se trata la vida: luchar para mantener a su familia con vida. «Ladrón de caballos» fue una verdadera inspiración para mí. Es esa cosa rara: una película genuinamente trascendental».

Según la nota enviada a los medios, la película fue rescatada por China Film Archive, con la orientación del director Tian Zhuangzhuang y el director de fotografía Hou Yong. Lo cual fue posible gracias al uso de la cámara negativa original y la pista de audio tibetana de China Film Archive.

La película fue estrenada originalmente en mandarín. La pista de audio tibetana fue recuperada en Francia, corroborada por el director Tian Zhuangzhuang, y luego rehecha a una banda sonora envolvente en 5.1. Las imágenes fueron escaneadas cuadro a cuadro en una resolución 4K. El procedimiento de restauración consistió en la eliminación del polvo y la vibración, el uso de la tecnología de gradación de color y alta velocidad de cuadros (48 fps).

«En 1985, todavía era un director bisoño que empezaba a hacer películas», dijo Tian para el comunicado de prensa. «Recuerdo el día en que estaba filmando The Horse Thief en Sangke Grassland en Xiahe County of Gansu, y de repente recibí una invitación para asistir al Festival de Cine de Cannes. En ese momento, no tenía idea de lo que significaba ser invitado a Cannes, y nunca había estado fuera de mi país. Sin embargo, nuestro rodaje fue una espera de dos meses para la primavera, así que aproveché la oportunidad y me dirigí a Francia. Ese año, otros tres directores fueron a Cannes. Eran Ling Zifeng, Jue Wen y Zhang Yimou, dos de los cuales ya han fallecido. Era la primera vez que salía del país y me esperaba un festival de cine. Mi esmoquin y mi cámara eran todos prestados, y no hablaba ningún idioma extranjero. Me sentí bastante incómodo», confesó.

«El día de la ceremonia de apertura, me sentí muy constreñido. Esa noche, decidí enfocarme en ver películas. Así que le pedí a un amigo de Hong Kong que me ayudara a registrarme, y obtener además credenciales de mercado y de prensa, para tener m[as acceso a las películas. El festival fue muy entusiasta con los nuevos directores y nos dio la bienvenida a lo mejor de nuestras experiencias. Al final, vi muchas películas y las grabé en mi cuaderno. Pasé unos 15 días allí, y anoté más de 60 películas», narró.

«La película Cuando Father Was Away on Business, dirigida por Emir Kusturica, ganó el premio ese año. De hecho fue una película extraordinaria. En cuanto a mí, obtuve cierta comprensión de Cannes, un lugar que muchos cineastas anhelan. Después del festival, volví a la región tibetana y terminé de filmar The Horse Thief», recordó.

«Cuando se estrenó, la película recibió una gran cantidad de críticas, argumentando que la película era incomprensible por la gente en su propia casa. Así que me complació responderles con humor que la película se había hecho para la audiencia del próximo siglo», ironizó.

«No sé exactamente si esta película fue hecha para los Clásicos de Cannes de este año, pero 34 años después es una gran oportunidad para una película terminada bajo el signo del Festival de Cine de Cannes como ocurrió con el rodaje de The Horse Thief
y eso me trae de nuevo al Festival de Cine de Cannes. Es un vínculo único entre la película y el festival, y es un gran honor para mí haber sido seleccionado por Cannes. Al mismo tiempo, deseo agradecer a China Film Archive, que ha contribuido enormemente en su restauración», manifestó el destacado director de cine asiático.

«Es algo que sucede más allá de mi imaginación el hecho de que The Horse Thief aún merezca tanto amor y cuidado de los fanáticos de las películas, lo que me da ánimo y confianza a cambio. En este momento, me estoy preparando para una película, y me sorprendió tanto que la película que filmé hace 34 años se proyectará en Cannes este año. Para mí no puede ser más que un regalo mágico. Deseo que mi nueva película sea rodada bajo el sentimiento del éxito. Está inspirada en una novela llamada King of Trees de Ah Cheng», informó Tian quien es autor de los filmes On the Hunting Ground (1984); In September (1984); The Horse Thief, (1986); The Street Players, (1987); Rock Kids, (1988); Unforgettable Life, (1988); Li Lianying, the Imperial Eunuch, (1991); Springtime in a Small Town, (2002); Delamu, (2004); The Go Master, (2006); y The Warrior and The Wolf, (2009).

«Durante el rodaje de The Horse Thief, yo estaba en un estado de desesperación total. Una persona llena de esperanza para el mundo puede fácilmente volverse desesperada. A menudo me siento desesperado cuando encuentro la impotencia de los hombres hacia su sociedad, y más aún cuando encuentro lo mismo en los hombres hacia la naturaleza. Soy un fatalista, y The Horse Thief es una autobiografía», manifestó el cineasta que regresa a Cannes.

Los roles principales de la película Ladrón de Caballos lo asumieron Tseshang Rinzhin como Norbu y Dan Jiji como Dolma.

Sinopsis

En 1923, el miembro de la tribu de Norbu roba caballos para mantener a su familia. Después de cometer un robo, él y su familia son desterrados por su tribu y viven en el exilio. Norbu reza con devoción pero es en vano. Las muertes repentinas de sus seres queridos comienzan a sacudir su fe budista, y él vuelve a robar caballos. Cuando es atrapado robando y le llega la hora de la muerte, Norbu se arrastra hasta el Cementerio del Cielo con la última gota de fuerza.

Esperamos tu comentario