Palma de Oro de 1979, dos obras la obtuvieron: Apocalypse Now y El tambor de hojalata (Fuente externa)

SD. Una sola ocasión antes que el mexicano González Iñárritu, designado presidente del jurado de este año, un latinoamericano ha presidido el conjunto de figuras que deben valorar y escoger la ganadora entre las películas de la Selección oficial del Festival de Cannes. Ocurrió hace 49 años atrás, en 1970, cuando el escritor guatemalteco Miguel Ángel Asturias encabezó el jurado del festival más importante del mundo.

“El cine mexicano es hoy junto a la cinematografía de El Líbano, Israel o Rumania, una de las industrias más fuertes de los últimos 15 o 20 años. A esto se suman países como Argentina, Colombia, Chile, que están produciendo muchas películas. Mostrar esa otra producción, muy distinta a lo que se hace en Estados Unidos, es también la misión del Festival de Cannes”, ha dicho el delegado general del Festival de Cannes Thierry Frémaux, durante una entrevista, días atrás en Radio Francia Internacional.

“Es un homenaje que hacemos al cine mexicano, por supuesto. Pero Alejandro también se siente orgulloso de ser latinoamericano y de representar a esa región”, agregó.

Asturias, un transgresor irónico

El Premio Nobel de Literatura de 1967, Miguel Angel Asturias, autor de la célebre novela El señor Presidente (1943), tuvo una relación mas bien tensa con el cine. La novela ha sido adaptado a tres películas en idioma español y una obra de teatro.

Asturias, recibe el Noel de Literatura (Fuente externa)

La novela, fue valorada por el Comité de los Premios Nobel como una «sátira magnífica y trágica critica el prototipo del dictador latinoamericano».

La primera de las versiones cinematográficas, fue rodada en blanco y negro, en 1969, por el director argentino Marcos Madanes. La película, protagonizada por Pedro Buchardo, Luis Brandoni y Alejandra Dapassano, se estrenó mundialmente en el Festival de Venecia de 1970. Como en la novela original la acción se instiga cuando el idiota mata al coronel del ejército y, en respuesta, el presidente decide culpar a un adversario político. Sin embargo, a partir de ese momento la película difiere de la novela.

En la película argentina, se manda un agente a diseminar rumores acerca del acusado, pero este se enamora de la hija del hombre acusado. Una vez que sucedió esto, el agente desafía su lealtad al Presidente y ayuda a la hija y su padre incitar a una revolución con lo que sabe sobre el líder corrupto. El escritor se quejó de la película y envió un telegrama al Festival de Cine de Venecia negando el permiso de exhibir la película, pero la carta llegó un día tarde.

Otra adaptación de El señor Presidente, de Asturias, fue realizada en 1983 por el director cubano Manuel Octavio Gómez, y la protagonizó el actor francés Michel Auclair. La versión no gozó del apoyo de la crítica ni de el público.

La tercera adaptación fue realizada en Venezuela, en 2007 por el director Rómulo Guardia Granier. Esta versión dibuja la imagen de una historia de amor sin esperanza, un amor que no puede florecer bajo la dictadura de terror y corrupción, lo que de inmediato fue tomado como una obra contra el gobierno de Hugo Chávez, lo que derivó en filmar en secreto, y que finalmente dio al traste con el derecho de emisión de la productora RCTV, en retaliación.

De cualquier manera la novela de Miguel Ángel Asturias cayó de las primeras, bajo la maldición de la literatura del realismo mágico, al ser llevada al séptimo arte. Ninguna de sus versiones parece haber tenido éxito.

El hecho de que el mismo año que se presentó su película en Venecia, Asturias haya sido llamado a presidir el Festival de Cannes, podría llamar a dudas. De cualquier manera, ese año la película M.A.S.H., de Robert Altmann se alzó con la Palma de Oro. Se trataba, coincidentemente, de una película basada en una novela titulada MASH: A novel of three army doctors, de Richard Hooker, quien fue uno de los fundadores de la Iglesia de Inglaterra a fines del siglo XVI.

La Palma de Oro en Latinoamérica

Afiche de la película María Candelaria, de Emilio Fernández (Fuente externa)

En total 27 países han recibido la Palma de Oro en Cannes, de ellos el que más veces ha resultado ganador es Estados Unidos con 19, le siguen Francia con 12, Italia con 11, Reino Unido con 10, Japón con 5, Dinamarca 4 veces, tres veces Suecia, Bélgica y Alemania, 2 veces Rusia, Turquía, Yugoslavia, España y México y una vez India, Suiza, Checoslovaquia, Argelia, Polonia, China, Nueva Zelanda, Irán, Grecia, Rumanía, Austria, Tailandia y Brasil.

De todos ellos solos dos países latinos han sido agraciados con la Palma de Oro, México con una película considerada clásica por los críticos de cine, de Emilio «El Indio» Fernández, en 1946, titulada María Candelaria, protagonizada por Dolores Del Río y Pedro Almendáriz; y otra dirigida por Luis Buñuel en 1961, un clásico titulado Veridiana. El otro país es Brasil, que obtuvo la Palma de Oro en 1962, con El pagador de promesa, de Anselmo Duarte.

Ojalá que este año, un país de Latinoamérica sea el agraciado con la Palma de Oro.

Esperamos tu comentario