Chicuarotes es el pronombre que usan los naturales de San Gregorio de Atlapulco, en Xochimilco, México. Chicuarotes se convierte en una palabra global desde este lunes, cuando Gael García Bernal ha estrenado mundialmente en el Festival de Cannes su película homónima.

A partir de un guión de Augusto Mendoza, Gael hilvana la historia que muestra a los actores Benny Emmanuel (Cagalera), Gabriel Carbajal (Moloteco) y Leidi Gutiérrez (Sujeili) quienes debutan en la actuación con este largometraje de ficción.

Chicuarotes muestra los intestinos de una población donde la juventud crece en medio de la pobreza que engendra violencia y desesperación. De ese modo, de la primera a la última escena de la película hay una permanente búsqueda de salida a la maldición de vivir una sociedad donde la justicia la arman los propios pobladores por su propias manos. El machismo, la violencia intrafamiliar, los asaltos, y otras maravillas que forman parte del entramado de la vida mexicana, salen a flote en esta obra presentada por Gael, un ni;o querido aquí, en la Sala Sexiantenme como parte de las Tandas especiales del Festival de Cannes.

Entre los elementos positivos del largometraje están el diseño sonoro, con la musicalización llegada desde la llamada música electroacústica. Y en general el diseño de producción, gracias a una equilibrada suma de elementos, que parecieran químicos, donde cabría destacar el diseño de los personajes, la narrativa general de la historia -a pesar de ciertos fallos- lo especialmente mexicano que para el público que no lo es, resulta interesante, así como el vestuario, el maquillaje, la fotografía y las convincentes actuaciones de jóvenes que por primera vez en sus vidas se enfrentaban a la actuación.

Sin embargo, los fallos más admisibles de este drama de ficción son algunas escenas que se quedan colgadas o subtramas que quedan en el limbo. Pero es sobre todo en las subtramas donde más pierde Chicuarotes.

De todos modos es una película que habla de un nivel de realización que ya forma parte del ADN del cine mexicano, y que viene a engrosar la buena industria que sigue avanzando en Latinoamérica.

Esperamos tu comentario