Roald Dahl en su escritorio (Fuente externa)

La familia de Roald Dahl y la compañía que administra sus derechos de autor y licencias emitieron una disculpa por ciertos comentarios antisemitas que Dahl hizo durante su vida, según el sitio web de CNN.

Aunque parece tonto ponerse a disculparse históricamente de comentarios fuera del contexto en que fueron externados, tal parece que prima un interés que tiene que ver más con lo comercial:  no vaya a ser que se rompa la gallina de los huevos de oro.

Roald Dahl (Llandaff, 13 de septiembre de 1916 – Oxford, 23 de noviembre de 1990) fue un novelista, cuentista, poeta y guionista galés de ascendencia noruega, que escribió obras populares como Charlie y la fábrica de chocolate, James y el melocotón gigante, Matilda, El gran gigante bonachón, Agu Trot, Las brujas y Relatos de lo inesperado.

Dahl y sus libros (Fuente externa)

El famoso escritor murió a la edad de 76 años, hace 30 años, y el pasado 13 de noviembre hubiese cumplido 104 años, pero su familia ahora quiere disculparse en su nombre.

«La familia Dahl y Roald Dahl Story Company se disculpan profundamente por el dolor duradero y comprensible causado por algunas de las declaraciones de Roald Dahl», dijeron en un comunicado en el sitio web de Dahl.

«Esos comentarios prejuiciosos son incomprensibles para nosotros y contrastan marcadamente con el hombre que conocimos y con los valores en el corazón de las historias de Roald Dahl, que han impactado positivamente a los jóvenes durante generaciones. Esperamos que, tal como lo hizo en su mejor momento, en su peor momento, Roald Dahl puede ayudarnos a recordar el impacto duradero de las palabras».

La mayoría de sus comentarios fueron grabados en entrevistas, incluida una en 1983, un año después de que Israel invadiera el Líbano, cuando le dijo al New Statesman: «Hay un rasgo en el carácter judío que provoca animosidad, tal vez sea una especie de falta de generosidad hacia los no judíos. Quiero decir, siempre hay una razón por la que el anti-cualquier cosa surge en cualquier lugar; incluso un apestoso como Hitler no lo hizo. simplemente escoge con ellos sin ningún motivo».

Roald Dahl víctima de lo que dijo hace décadas (Fuente externa)

Usó la misma situación para otros comentarios antisemitas hechos en 1990 al periódico Independent.

Sus puntos de vista han vuelto a perseguir su legado varias veces a lo largo de los años, especialmente en el Reino Unido.

En 2018, The Guardian reveló que Royal Mint rechazó crear una moneda conmemorativa para Dahl en base a estos comentarios.

Un año antes, el comediante judío David Baddiel se negó a celebrar el día de Roald Dahl por las mismas opiniones, y tuiteó una imagen de parte de los comentarios de Dahl al New Statesman con la leyenda: «Aunque soy un gran admirador de su trabajo, no celebraré #RoaldDahlDay».

Ante expresiones sacadas de contexto histórico, es muy difícil tratar de trazar sesgos. Es como decir que Malcom X fue racista porque se quitó «su apellido blanco» y en cambio se puso la X. O que se debe eliminar del diccionario la palabra denigrar, porque en su país etimología está la palabra negro.

Sigue pareciendo eso, «business are business».

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here