Catana Pérez de Cuello (Fuente externa)

Ha fallecido la pianista, y promotora cultural Catana Pérez de Cuello, una admirada personalidad de la cultura dominicana que impulsó las bellas artes y llegó a ser directora del Teatro Nacional Eduardo Brito.

Ejerció una profusa e inteligente labor de promoción de la música a través de talleres y cursos, así como a través de programas radiales y televisivos y de publicaciones impresas. A su haber está el Premio Nacional de la Feria del Libro del año 2005, con el libro El Merengue, música y baile en República Dominicana, escrito a cuatro manos con el maestro Rafael Solano.

El coreógrafo y director de compañía Carlos Veitía ha dicho en las redes: «Catana fue una abogada del arte e impulsora de las artes escénicas. Amiga y profesional en nuestra colaboración en proyectos que hizo posible.
Se nos fue una fiel defensora del arte. EPD».

Nota Clave publica a seguidas esta reseña sobre su vida, escrita por el músico sinfónico Antonio Gómez Sotolongo, primer contrabajo de la Orquesta Sinfónica Nacional, en su blog El Tren de Yaguaramas y que data del 17 de noviembre del 2008.

«Mercedes Catana Pérez nació el 25 de noviembre de 1948 en Moca. Realizó estudios musicales en la Escuela Elemental donde tomó clases de piano con la profesora Maricusa del Monte. En el Conservatorio Nacional se graduó de profesora de piano en 1966 siendo pupila del Maestro Vicente Grisolía y la Maestra Mary Siragusa.

En 1968 asistió al Curso de Dirección de Orquesta que el Maestro Enrique García Asencio impartió en el Auditorio de Bellas Artes y en 1981 participó en el Seminario de Interpretación pianística impartido por Alberto Pomeranz.

En 1967 participó en el Curso de Verano de la National Music Camp de Interlochen, en Michigan, donde obtuvo certificados en Piano, Historia de la Música, Análisis y Coro.

De 1969 a 1972 hizo, en el Conservatorio de Santa Cecilia, en Roma, un postgrado de piano con los profesores Pietro Scarpini y Emma Contestable obteniendo el Título de Piano y Especialidad en Literatura Pianística Italiana.

En 1964, siendo aun estudiante, se presentó junto al pianista Iván Rodríguez interpretando el concierto para dos pianos y orquesta de Bach contando con el acompañamiento de la orquesta de Cámara del Conservatorio Nacional de Música conducida por el Maestro Julio de Windt. En 1971 y en junio de 1972 se presentó en el auditorio del Conservatorio Santa Cecilia, en Roma, en los recitales de fin de año con alumnos sobresalientes de postgrado.

El 18 de mayo de 1973 hizo su debut profesional en el Auditorio del Palacio de Bellas Artes en un recital en el que interpretó obras de Schumann, Scarlatti, Casella y Chopin. A partir de entonces comenzó una etapa en su vida musical en la que el arte pianístico y la enseñanza de la música se van uniendo de tal modo que sus cursos de Apreciación Musical se presentan como verdaderos recitales didácticos.

En 1985 debutó como solista con la orquesta Camerata Solistas de Santo Domingo, junto al pianista Iván Domínguez y bajo la dirección del Maestro Carlos Piantini. En 1986 hizo, con la Orquesta Sinfónica Nacional, el estreno nacional del concierto para piano y orquesta Op. 20 en fa sostenido menor, de Alexander Scriabin contando con la dirección del Maestro Berton Dimes y en febrero de 1998 interpretó junto a la Orquesta Sinfónica Nacional el concierto en re menor para dos pianos y orquesta de Francois Polenc junto al pianista Ramón Díaz y contando con la dirección del Maestro Julio de Windt.

La labor de Catana Pérez de Cuello ha sido de gran valor para los amantes de la música ya que paralelamente a sus presentaciones como instrumentista ha realizado un constante trabajo de divulgación que incluye, además de libros didácticos como el Universo de la Música, crítica musical y artículos musicográficos que aparecen periódicamente en los más importantes medios escritos del país. De gran valor ha sido también el programa que junto al Maestro José del Monte produjo que bajo el título de “Música de los tiempos” hizo llegar a gran cantidad de televidentes lo mejor de la música universal».

Esperamos tu comentario