En la noche del sábado falleció en Praga el director de cine checo ganador de un Oscar, Jiri Menzel, que sufría desde hace tiempo graves problemas de salud, anunció su esposa Olga Menzelova en un post en Facebook.

“Nuestro querido Jiri, el más valiente de los valientes. Tu cuerpo dejó nuestro mundo banal en nuestros brazos la pasada noche”, anunció.

Jiri Menzel, a la izquierda, con espejuelos, recibiendo el Premio Oscar (Fuente externa)

Jiri Menzel fue parte de la llamada «Nouvelle Vague checoslovaca» portadora de libertad y protestas ante el régimen comunista.

El director de cine contaba a la hora de su muerte con 82 años de edad. Había nacido en 1938, era igualmente actor, guionista y director de teatro.

Afiche de Trenes rigurosamente vigilados en la Berlinale

Jiri Menzel había ganado el Oscar a la mejor película extranjera en 1967, con Trenes rigurosamente vigilados, un drama sobre la Segunda Guerra Mundial, basado en la novela homónima de Bohumil Hrabal de la cual escribió el guion cinematográfico y además dirigió. Este fue su cuarto trabajo cinematográfico, después de El señor Forster ha muerto (1963); Las perlas del fondo del agua (1965) y El crimen de la escuela de jovencitas (1965).

(Trailer de Trenes rigurosamente vigilados)

Capricho de verano (1968), reafirmó su prestigio como director y game el Gran Premio del festival de Karlovy Vary. En el filme interpretó un papel como actor. Sin embargo Alondras en el alambre (1969), su filme ganador de un Oso de Oro en la Berlinale, fue prohibida por el régimen comunista checo. La película está basada en un libro de cuentos del mismo Bohumil Hrabal titulado Anuncio de una casa donde ya no quiero vivir.

Hasta 1974 Menzel no volvió a dirigir, cuando hizo Quien busca la fuente de oro. Aún dirigió diez largometrajes más. Rodó otras películas basadas en relatos de su escritor favorito, Bohumil Hrabal, como Tijerazos (1980), La fiesta de las campanillas verdes (1983) y Mi dulce pueblecito (1985), que fue nominada al Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

Yo serví al Rey de Inglaterra (2006) es el título de su última película, que resultó ganadora del premio Fipresci en la Berlinale de ese año.

Sobre la obra de Hrabal, había escrito: «Amé y admiré la prosa de Bohumil Hrabal desde el primer momento en que la descubrí. No obstante, nunca fue mi deseo el llevar a la gran pantalla una mera ilustración en color de sus narraciones épicas. Más bien, intenté expresar y conservar, lo mejor que pude, la esencia del estilo narrativo de Hrabal, e interpretar su voz a través del lenguaje cinematográfico. Quería ponerme al servicio de un gran escritor haciendo llegar su obra a la mayor cantidad de gente posible, es decir, a los espectadores en el cine y la televisión. Durante más de treinta años, mi trabajo ha estado unido al de Bohumil Hrabal. La novela Yo que he servido al rey de Inglaterra es para mí uno de sus mayores logros. Una visión del mundo moderno y una parte de la historia del siglo XX reflejadas en la vida de un hombre. Mi principal objetivo al llevar esta historia a la gran pantalla era ser fiel a la respuesta lírica, aunque sin sentimentalismos de Hrabal ante dicho mundo».

(Trailer de Yo serví al rey de Inglaterra)

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here