SD. El que era considerado como el mejor actor de lengua alemana, el suizo Bruno Ganz, famoso entre otros por su muy convincente rol de Adolf Hitler en la película alemana «Downfall» (El hundimiento), falleció este sábado faltando poco más de un mes para su cumpleaños 78.

Ganz había nacido de padre suizo y madre italiana el 22 de marzo de 1941 en Zurich, donde falleció, según informó hoy su agente artístico.

Debutó como actor de cine en 1960, a la edad de 19 años, en la película Der Herr mit der schwarzen Melone (El hombre del sombrero negro) y llegó a convertirse en un actor completo, de la televisión, la radio, el teatro y el cine. En 1976 trabajó en cine en Lumiere, dirigida por Jeanne Moreau, y en 1979 en Nosferatu: Phantom der Nacht, dirigida por Werner Herzog. En 1986 interpretó Prometeo, de Esquilo, y El misántropo, de Molière, en teatro, y en 2000 interpretó su papel estelar en la producción de 13 horas de Peter Stein Fausto I y II, de Goethe.

Bruno Ganz se destacó en filmes del ganador de premios Oscar Wim Wenders, con roles en «The American Friend», «Faraway, So Close!» o «Wings of Desire», así como en el ángel Damiel en Der Himmel über Berlin (Las alas del deseo o El cielo sobre Berlín).

Con directores como Francis Ford Coppola o Ridley Scott, participó en filmes como «The Manchurian Candidate», «The Reader» o «Unknown», así como en producciones del cine francés o italiano.
Ganz era portador del Anillo de Iffland, que tradicionalmente lleva el que haya sido considerado mejor actor en lengua alemana del momento, y que a su muerte debe heredar otro intérprete, por lo que deberá buscarse un sucesor.

El pasado año, los médicos diagnosticaron que el actor padecía un cáncer intestinal, por lo que comenzó un tratamiento con quimioterapia que le obligó a dejar los escenarios, siendo su último trabajo el de narrador en la ópera de Mozart «The Magic Flute» durante el Festival de Salzburgo (Austria).

Estaba separado de su esposa Sabine, con quien se casó en 1965 y con la que tuvo un hijo, Daniel, en 1972.

Esperamos tu comentario